Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Después de Aerosmith y mi guayabo imperdonable por Cerati

No reseñar en el blog que fui a ver a Aerosmith sería bastante chimbo. Pero hubo tantas cosas chimbas entorno a ese concierto que la verdad, tampoco sería gran cosa. Y sí, yo que he sido una fanática a muerte de Gustavo Cerati (solo, con Soda, buen o mal acompañado) desde que mi papá me trajo el vinil de Doble vida cuando yo apenas tenía 9 años, estoy en este momento más monotemática que de costumbre con ese asunto, en pleno sufrimiento por su salud.

Sin embargo, dos días después, luego de todos los periódicos y tanto twitter que hemos leído, hoy miércoles ya no vale la pena que repita que el concierto de Aerosmith no pateó traseros, no prendió al público, no fue tan largo como prometieron (1 hora 50 minutos y no las 3 que habían anunciado), no sonó para nada duro como merece el rock and roll, y todos esos “no” que seguro se saben de memoria.

Sobre el ambiente, citaré algo que me dijo Lita, en lo que coincidimos plenamente: “Siempre tuve la extraña sensación de que el show apenas comenzaba”.

A pesar de la ronchita nunca antes vivida en el “general”, es decir con los plebeyos, yo disfruté el concierto. Steven aunque ya no puede soltar el gañote como antes, es la doña más respetable que he visto en escena y vi en vivo algo con lo que me sentí identificada: no podemos trabajar sin un ventilador en frente. El para poder respirar y moverse y yo, para sobrevivir a los vapores sanfelipeños sin aire acondicionado. Es un tipo genial y junto a Joe Perry son toda la banda, según yo. Cada uno a su estilo, son la esencia de Aerosmith. Eso se sabe, pero lo vimos, pues.

En cada reseña que he hecho de conciertos acá, siempre he chillado por canciones que faltan y en este chillé mucho más. Es obvio: una banda que tiene 40 años, un montón de discos y no llegó ni a las dos horas de show, por supuesto que iba a dejar temas de los importantes por fuera. Amazing, Angel, Dude looks like a lady, Jaded y la más imperdonable de todas: Janie’s got a gun, quedaron sólo en los mp3. Yo iba mentalizada a que mi favorita iba a ser descartada de plano, primero por no ser de las más conocidas y luego, por ser extremadamente romanticona: Fly away from here. Pero bah, I don’t wanna miss a thing es lo más baladoso que existe y la tocaron, pero claro, era la única que todo el mundo se sabía y cantó durísimo, como si fuera la canción de la novela de las 9 en los 80. Es la Mariposa Technicolor de Aerosmith.

Mis momentos de clímax fueron con Fallin in love, Living on the edge y Draw the line.

En fin, una buena banda que siempre me ha gustado, presentada eso sí, en un despelote que noté mucho peor que en otros conciertos, en el peor de los sitios y con tarima y sonido inferiores a los que monta Henri en el Top Festival, que perdón, es la referencia más cercana que tenemos los barquisimetanos. Y es triste. Un showcito.

Es todo lo que puedo decir ahora mismo, justo cuando no paran de enviarme mensajes y llamarme para decirme que a Cerati le declararon muerte cerebral y yo no paro de pedir que eso no sea cierto, como tanta gente, como muchísimos de ustedes y la mayoría de mis amigos. Al salir de Aerosmith, supimos la noticia de la gravedad de Cerati, y opacó totalmente el ya de por sí, desafortunado concierto.

Detalles aparte, he visto 4 veces a Cerati como solista y 2 con Soda Stereo. No quiero hacer recuentos pavosos, pero a este show del sábado pasado no fui “porque iba a ver a Aerosmith”, y por el viaje a Caracas, los permisos en el trabajo, etc, no pude cuadrar para ir a los dos conciertos. Con el tema de que Cerati viene siempre, lo aplacé por los viejitos y con muchísimo pesar confieso que siento como dice el refrán: Cambié a mi madre por una burra.

Y sí, ahora pienso en Aerosmith con “arrecherita” y me caigo extremadamente mal por no haber ido al concierto de Fuerza Natural, del que hubiera salido súper enamorada como es costumbre y como salieron mis compañeros en esto. Por haberme importado faltar al trabajo el unes, instalarme tantos días en Caracas y todas esas cosas que uno piensa cuando crece y se convierte en gente seria y aburrida. No me soporrrrrrto.

Anuncios

mayo 20, 2010 Posted by | Musiquita, Uncategorized | , | 3 comentarios