Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Hace 8 años en La Mega

micromega

El pasado 6 de agosto cumplí 8 años de locutora en La Mega de Barquisimeto. Son muchos los post que le he dedicado a La Mega, en los aniversarios de la radio, de mis programas, y ya es un disco rayado que vuelva a decir aquí que esa es la radio donde siempre quise estar.

El viernes 7 hicimos el foro Voces en corto circuito, como parte de la lucha que el circuito Mega hace para mantener todas las radios encendidas. Luis Chataing, Guillermo Díaz, Iván Matta y Alex Goncalves vinieron de Caracas a expresar sus opiniones en el auditorio de la Universidad Fermín Toro. Los “teloneamos” de Barquisimeto, Leonardo Camacho y yo. Unos con más años, más celebridad, más programas y más real que otros, pero todos llevamos la palabra “radio” pegada en la frente y la vocación. Y no es nuestro caso nada más: No he conocido al primer trabajador de radio que no se apasione la vida entera haciendo eso y que de pronto empiecen a cerrar las emisoras aquí es un shock insuperable que obviamente, no queremos seguir viendo –ni oyendo-.

Esa lucha, lo dijimos varias veces no es sólo por el circuito Mega, sino por la radio en general. Pero este post, condicionadamente es sobre mi cumpleaños en La Mega, y lo que quería referir del foro es lo que allí dije: que me gustaría haberlo celebrado, teniendo otro contexto. Y quiero decir: 8 años y contando!!!!

Cuando empecé a trabajar ahí tenía 21 años y apenas estaba en el 3er semestre de Comunicación Social. Toda la vida le agradeceré a Juan Andrés Peñalver haberme ofrecido en nuestras largas jornadas de fin de semana en Bamboleo, ese horario pesado pero divertido, de 10 a 12 de la noche, razón por la cual me quedaba dormida en la clase que tenía a las 7 am.

Además del enorme palo de agua que cayó esa noche que empecé en La Mega mi primer programa que se llamaba A última hora, tengo dos anécdotas que me encanta repetir: Nelson Zambrano fue mi primer operador, y varias personas me decían que era el mejor de todos. “¿Con qué vamos?” era la pegunta que no dejaba de hacer antes de ir al aire para que no lo agarrara fuera de base con algún track del mini disc o alguna llamada. Le tenía pánico porque como saben los que lo conocen, es demasiado antipático y mete miedo, pues. Luego nos hicimos panas porque somos como de la misma calaña jajaj y hoy en día es el gerente de producción de la radio, y también es mi esposo. Y no por esto último, pero confirmo que como operador, no se aceptaba ni un error. Adicional: Lleva 17 años ahí, más de la mitad de su vida. Nadie hace eso sino es por amor al trabajo, no??

Esa misma noche, la primera persona que me llamó para desearme suerte en el programa y tal, fue Leonardo Camacho, el Doc, a quien para el momento, yo no conocía de nada. Se había ido temporalmente de La Mega, dejando ese horario, precisamente. Fue muy pana dándome tips  del horario difícil, y a los meses regresó para la mañana de donde no salió más. Hoy en día, es el director de la radio, mi pana y mi compadre.

He estado en todos los horarios de La Mega  -menos en la mañana, salvo casos puntuales-: Tarde en la noche, temprano en la noche, tarde en la tarde, a media tarde y tempranito en la tarde. Y así somos allá: un equipo grande, una familia grande.

Sigo creciendo, sigo aprendiendo, sigo makinando, ahora en la lucha por hacer valer los dos slogans más recientes de la radio: Fuerza Mega, donde sea….

[Break: Por cierto, para los que me mandaron correos a favor del gobierno, alegando que las radios explotan a sus operadores, les informo que en La Mega, todos cobran mucho más del sueldo mínimo y tienen todos los beneficios contemplados en la Ley. Y hasta donde yo sé 6 horas de trabajo diario no es explotación. Información general, pues.

Ahora, para lo que dicen que no todos los programas son buenos, que si este desinforma, el otro sólo echa broma, creo que no es necesario repetir que esta es una radio de entretenimiento, de corte juvenil y que si un programa le parece malo o lo que usted quiere es escuchar noticias, como todo en la vida: puede cambiarlo y poner otra cosa. Y si cree que la radio va a ser tan culta como nuestro único canal social, pues siéntese a esperar. Me molesta que suene a caletre, de parte y parte.]

Aunque ya nadie lo soporte, dejo el video de la canción en español que MAAAAS sonaba en La Mega cuando empecé

Y esta la que más sonaba en inglés

Y esta la venezolana, cuando no existía el neofolclor

Anuncios

agosto 11, 2009 Posted by | Cuentos de camino, Gajes del oficio, Musiquita | 10 comentarios

Acostumbrados detalles de la prensa

Encontrar un periódico sin descuidos, errores, faltas, cosas que no son, entre otros, son hechos casi imposibles. Mi padre, Feli, se ha dado a la tarea de señalarlos, corregirlos y explicar el porqué de muchos de los que se encuentra a diario en cada ejemplar de la prensa que lee. Siendo periodista sé que la premura, la presión y el estrés con el que siempre se escribe todo, conducen a esa situación, pero precisamente, es lo que nos condiciona a la vez a estar acostumbrados. Es como haberse resignado ya a que Chávez no se va a ir nunca. No está bien, pero qué más….

Suelto todo este párrafo para justificar que yo no critico por criticar, como cree la mayoría. Tengo una “teoría” por decirlo de algún modo. Lo otro que diré antes de comentar lo que me hace escribir este post, es que, antes de ganarme otra enemiga gratis en un periódico distinto esta vez, debo decir que Claudia Aldana es pana, me agrada normalmente lo que escribe y me gusta que no se encasille en una sola fuente, demostrando habilidades en varias. Y tengo la fe además, de que ella, contrariamente a las “otras”, no dejará de reconocer su falla para batirse diciendo que yo tengo el pelo feo, por ejemplo.

Voy a comentar, sobre la reseña del concierto de los 20 del primer disco de Desorden Público en el diario El Impulso, claro está. El asunto es, que así como fanáticos de la pintura, los libros, la economía o expertos en algún tema científico se alteran cuando ven errores u omisiones en artículos y reportajes relacionados con el tema, yo lo hice cuando vi esta reseña, por varias razones: 1. Por ser una pegada hasta la muerte, y esto implica, ser temática con el asunto. 2. Por la confusión en cuanto al repertorio, que ocurre SIEMPRE que el periodista no conoce bien al grupo a reseñar. Como si a mi me tocara cubrir un show de Olga Tañón, Dios me libre. 3. Las omisiones importantes. Y sí, tal vez estoy dándole más importancia de la que tiene, pero bueno, cada loco con su tema que quiere leer en la prensa.

Esto se resumen en:

1. ¿Por qué en ninguna parte dice que El Pacto subió a tocar con Desorden? Es un dato que tal vez a un lector de El Impulso digital en Maturín no le interese en lo absoluto, pero a los guaros nos dice mucho. Es una de las bandas más emblemáticas que ha tenido el estado Lara, que por años le abrió los conciertos a Desorden en los 90, que se separaron hace tiempo y por primera vez se encaramaron todos juntos a volver a hacer eso por lo que la gran mayoría de los que estábamos ahí nos movíamos en un tiempo. Entonces, no era suficientemente importante por lo meeenos mencionar la presencia de El Pacto en ese concierto? Más aún cuando entre ellos y Desorden tocaron una de sus canciones más conocidas, juntos, y luego, ellos tocaron con Desorden Tiembla. Me imagino que alguno de sus integrantes, esperaban ver algún comentario en esa nota.

2. El tema de las canciones confundidas. Comenzando, precisamente por la de El Pacto. “…Políticos paralíticos y La Caravana para cerrar un noche de elegante irreverencia”. Primero, no cerraron con ninguna de esas dos. Y segundo, Caravana es una canción de El Pacto, no de DP.

Luego, me pongo más ladilla con Pablo Dagnino jeje y la parte que dice “Luego de cantar Miraflores entró Pablo Dagnino, vocalista de la agrupación Sentimiento Muerto para cantar Manos Frías y Enredos”. Esteee, Miraflores es una canción de Sentimiento Muerto, por lo tanto, Pablo no pudo haber salido luego de tocar ese tema, porque precisamente lo único que él cantó fueron dos canciones de SM: Miraflores y Manos Frías, porque Enredos es de Desorden Público y Pablo, no cantó ninguna de ellos.

3. “…los muchachos de Desorden estaban sentados en un sillón viendo televisión. Desde allí, cómodos y desenfadados, hicieron un medley acústico con fragmentos del soundrtrack de Los Mounsters, programa que veían el pequeño televisor”. ¿En qué momento escuchó el medley? Porque mientras estaban en el televisor, lo único que tocaron fue Lili y por eso el teatro con Los Monsters. El medley vino después, en otro contexto que nada tuvo que ver con el televisor y que me imagino que todos los que estuvieron, lo recuerdan.

Yo estoy conciente de que no puede saberse de todo en la vida, y si no eres fanático de una banda, mucho menos conocer los detalles de principio a fin para reseñarlo en el periódico. Pero hay que tener presente que muchos de los que se van a ir de boca a leer la reseña, lo son y en consecuencia, van a saber más que el que escribe. Entonces, en caso de emergencia rompa el vidrio: pregúntele a uno que sepa, que no confunda los temas de DP con los de SM, que no sólo sepa qué es El Pacto, sino que también sepa que ellos tocaron también. Uno que eche el cuento bien, para que al final no parezca que el que está escribiendo no hubiera ido al concierto. Más si la reseña saldrá dos días después.

 Es todo. Soy temática.

junio 25, 2009 Posted by | Gajes del oficio, La gente es así | 16 comentarios

Taller para escribir mejor

Mañana sábado 28 de febrero en la UNEY se va a dictar un taller sobre Edición y Corrección de Textos, a cargo Alberto Márquez, corrector de las publicaciones de las Fundaciones Bigott, Polar, Neumann y Corp Group.

El curso es abierto al público, dirigido incialmente, a los estudiantes de Diseño Integral de la UNEY, pero para darle la oportunidad a escritores, editores, periodistas y gente vinculada al medio y la actividad de una u otra forma, las puertas estarán abiertas y con la palabra que a todo el mundo le gusta: Gratis. Es a las 9 a.m. en el edificio Ciepe.

Les hago la invitación, para que vean que yo no sólo critico, sino que comparto conocimiento e invito a todos mis amigos  periodistas ( y los no tanto) a participar aprovechando la presencia de este personaje. Por un mundo escrito mejor. Y sí, es en San Felipe, pero SanFelipe está sólo a una hora de Barquisimeto. 45 minutos si van rápido.

Alberto Márquez es licenciado en Letras y ha coordinado publicaciones del Banco del Libro, el CELARG, Tercer Medio, el suplemento Bajo Palabra de El Diario de Caracas. Es profesor de la UCAB y trabaja en Monte Ávila Editores, y bueno también en RNV y VTV, pero un escritor que ha dedicado su vida a corregir textos, algo nos enseñará a los que a diario escribimos, en periódicos, en blogs, en cuadernos, en lo que sea.

Colaboro con la causa para que todos escribamos mejor…

…y también me traigo al verdugo, of course.

febrero 27, 2009 Posted by | Gajes del oficio | , | Deja un comentario

Aniversario de Makina desató la furia en El Informador

Mi programa, Makina con La Mega está cumpliendo dos años y el programa aniversario lo tendremos este sábado. Para hablar de ello, mi buen amigo Fabián Soto, a quien no tengo que jalarle en lo absoluto para que me saque una notica en el periódico, tuvo la gentileza de escribir un artículo al respecto. Nótese que el periódico es El Informador, donde varias de sus niñas periodistas me detestan por haberles criticado alguna palabrita mal escrita o algún texto incoherente.

 

Fabián me llamó el domingo, cuando yo estaba en pleno relax de carnaval y me hizo algunas preguntas sobre el programa. Me dijo que la nota saldría hoy, y Feli y yo bromeamos “agghhhh de paso, en El Informador, qué irán a decir las cuaimas??” jajaja.

 

Y los comentarios no se hicieron esperar, en menos de media hora de haber llegado a la oficina, así como tenía mensajes de la gente que ya lo había leído, también tenía comentarios por aprobar, donde me decían de todo por haber salido hoy en El Informador, en una nota que como dije, no le tuve que martillar a  nadie.

 

Lo que me dijo la niña de El Informador, fue obviamente, de manera anónima, porque de cobardes está lleno el mundo, no cualquiera se atreve a decir las cosas con nombre y apellido, ni siquiera siendo periodista. Bueno, la verdad es que son tan absurdos, que mínimo, pena le daría firmarlos. Y el problema es que correcciones a sus trabajos escritos hayan sido personalizados. Es decir, yo digo que tal cosa no se escribe así y ellas dicen que yo soy muy fea, por ejemplo. Jajaja y con el tupé de afirmar que la de la baja autoestima soy yo.

 

Y por qué no compartirlos, para que ustedes vean el odio máximo que se puede infundir por haber corregido o señalado un error en el periódico que es el pan nuestro de cada día, sólo por eso….es que resulta muy molesto que otro tenga la razón, y si es un puente roto como yo, más todavía:

 

Periodista anónima de El Informador dice: “jajajajajaja! como gozo barato! tanta habladera de pasto y lo único que querías era salir en El Informador. Epa y eso del blog, La Mega o en caso tal… ¡El nuevo marido! no te dará platica para enchularte la máquina?…es bueno pararse de vez en cuando frente a un espejo… ese pelo de escoba y esas cejas de la 21 dejan mucho qué desear, con razón tienes tanto tiempo para criticar! una recomendación: ¿Por qué no escribes sobre las personas con baja autoestima como el tuyo?..

Supongo que el texto en Zona Libre quedó genial porque saliste tu… eso era todo lo que querías… ahora si puedes dormir en paz! jajajajajaja!

Pdata: un curso urgente con el padre Bulmez.

 

 

Anairene Asuaje dice:

 

1. Barato gozo yo, que leo los periódicos gratis porque me los llevan a la oficina, para a diario ver los errores que ustedes cometen. Mi programa ha salido otras veces en El Informador, hasta con la misma fotico, no es lo “único que quería”, agradezco que se haya promocionado mi programa, no yo, por Dios, para eso trabajaría en Promar.

 

2. Yo no me casé para sacarle plata al “nuevo marido” para que me enchule la máquina. Cierta y contrariamente a casi todas las periodistas de Barquisimeto, no voy jamás a las peluquerías (como notaste) y poco me importa si mi pelo y mis cejas (que realmente no me crecen y las he tenido amorfas toda la vida, y no me interesa jaja) te gustan a ti o cualquiera de tus compañeras, yo me tripeo la apariencia que tengo sin estrés. Y precisamente, no voy porque no tengo tiempo, porque critico y trabajo bastante, por igual. Me importa que mi trabajo salga bien, que a la gente le guste, como le gusta mi programa, no la fotico que va a salir en el periódico. En cambio otras, no salen de la estética y no se preocupan por escribir mejorcito, o por hacer su trabajo un poco más decente ¿Quieres algún ejemplo?  Cualquiera de las periodistas operadas y bellas que ni saben de lo que hablan, ni lo que escriben, y que creen que Nirgua está en el estado Carabobo, por decir algo. ¿Ves la diferencia? Más baja autoestima me parece, las que tienen que ir a la peluquería todas las semanas para poder sentirse bien, o peor aún, querer un espacito en Promar para ser reconocidas. Ahí otra gran diferencia: Yo critico el trabajo de los demás, cuando es necesario. Las que no piensan más allá, pues no pueden sino criticar el pelo y tal, porque de qué más se van a agarrar? Y mi nada baja autoestima me repite que no tienen cómo criticar la forma en que hago mi programa caugh cuagh!! Perdón, padre Bulmez?? No meinteresa en lo absoluto, ni siquiera me gusta.

 

 

3. El texto en Zona Libre quedaría genial porque lo hizo Fabián Soto, nada más. Está muy fino, sí, pero tampoco es Geniaaaaaaal….digo, es una nota normal de un tema normal.

 

Entonces, quién tiene menos autoestima? La anónima que no reconoce que se equivoca en sus textos pero muere por cómo tienen el pelo las demás (que ni figuras de la farándula somos), o yo? Jajaja

 

Ya, niñas por Dios…voy a tener que hacerme otro propósito, así como intento no hablar mal del señor Presidente, no hacer ninguna otra “observación” sobre las notas de El Informador….Pero, qué broma parecerme un poco a Kareta  y no poder quedarme callada sin responder, vale….De todas formas, queda claro que yo no las odio, al contrario, me divierten muchísimo.

 

 

PD: qué malo que en el link del periódico no sale la foto pa que me vean el pelo de escoba y las cejas de la 21, pero es la misma que salió la otra vez en el artículo que nos hizo Med, aquí.

febrero 25, 2009 Posted by | Gajes del oficio, Mediático | | 30 comentarios

Década

afiche-aniversario10afiche-final-corel1

Son 10 los años que hoy cumple la UNEY.

 

Universidad creciendo, ya no tan “nueva” como suelen calificarla.

 

10 años en los cuales ya llevo 3, y también sigo siendo “la nueva” para un gentío.

 

En un post titulado como éste, dije en mi miniblog que este año es de décadas en mis trabajos…10 años para la UNEY, 20 años para La Mega. Tenía 19 cuando la UNEY abrió sus puertas, pendiente de irme a hacer mis pasantías en Margarita, sin la menor sospecha de escribir desde esta distinta universidad y viajar a ella todos los días. Tenía 9 cuando La Mega salió al aire y sonaban por igual The Bangles y Guns n’ Roses. Otra historia.

 

Feliz cumple UNEY, grande por salvar de ser siempre pueblo a San Felipe con tus espacios e intelecto. Aún dando clases, todavía me confunden con una estudiante aquí. Y sí lo soy. No se deja de estudiar jamás en la UNEY.

enero 29, 2009 Posted by | Gajes del oficio | 1 comentario

¿Locos por el rock and roll?

hpim3280

¿Quién me niega que esto es lo más panchero que he hecho últimamente?

 

Bueno, la verdad es que si yo me consigo tan de cerca de Chávez, también me tomo una foto con él, por aquello del icono, el personaje, whatever  jajaja.

 

Volviendo al cuento de lo viejos que nos estamos poniendo, me reí muchísimo cuando ayer, en la noche del rock del 2do Festival de bandas y talento emergente, muchos de los presentes no sabían quién es Paul Gillman. “Esteee, me suena, pero no lo ubico”. Pero hay que decir que otros, aclamaban como locos el Gillman Fest.

 

Independientemente de que no lo soporte cada vez que abre la boca, así como dijo “lamentablemente perdimos la gobernación de Carabobo” (jojojojo…imagínate a La Hojilla promocionando su festival), que en realidad nunca haya sido su fan, el man es el icono del rock venezolano, así sea devaluado. Y me encanta ese pelo jaja, me pasé.

 

Esto fue lo más divertido que me pasó en el festival, sólo hubiera sido superado por una foto con Henri Falcón, quien sin duda es el alcalde –digo, gobernador- de los “grandes eventos” –como dicen ellos mismos- y nos tiró alguito a los que no nos conformamos con el cartel de la feria, con un poquito de rock en sus diversas tendencias.

 

El festival estuvo excelente, la verdad. Siempre hay inconformes con el resultado hasta en el Miss Venezuela, pero la organización estuvo bastante aceptable, las bandas tocaron el tiempo reglamentario (aunque unas dijeron que los tracalearon) y no fue una bailanta sensacional con 15 grupos, como algunos creían.

 

3 noches muy entretenidas que además demostraron la cantidad de grupos buenos y malos que tenemos en la ciudad…que por cierto ¿dónde tocan? Eso se preguntaba Nel. ¿Por qué si hay tanto grupo, cuando uno va a un sitio nocturno siempre están los mismos 3 tipos cantando? No sé, pero de que hay grupos, hay. Hasta la noche de hip hop y reguetón a la que tantos temían nos la tripeamos mucho!

 

La Mega fue uno de los organizadores, llamada por mis queridas colegas en los periódicos regionales “La Mega FM, La FM La Mega” o cualquier cosa parecida. Mi pana Heymar Rojas fue una de las animadoras, llamada por mis queridas colegas periodistas Hedimar Rojas. De Caracas, Alex Goncalves  fue uno de los animadores, llamado por mis queridas colegas periodistas Alex Goncalez. Ni vi cómo escribieron los nombres de los grupos, era mucho pedir.

 

*Creo que Candy 66 movió más gente que Desorden. Y con ellos hubo más trancazos, pogo y gente dejando la garganta, entregada (Aunque Barranco me dice que aún tiene los moretones del viernes).

 

 

PD: La foto se la dedico a mi querido Pino, de todo corazón…!!!

diciembre 1, 2008 Posted by | Cuentos de camino, Gajes del oficio, Musiquita | , , , | 8 comentarios

Confirmaciones y Desorden

Confirmo varios asuntos después haber visto a Desorden Público ayer después de taaanto tiempo y taaaantos conciertos:

 

-Horacio Blanco sigue siendo –según yo, que siempre creo que tengo la razón- el vocalista más afinado de nuestras bandas -chille quien chille-, y con una dicción perfecta, además.

 

-Los tiempos definitivamente son otros y eso evidencia que tanto los integrantes de Desorden, como quienes íbamos a los 15 años a sus conciertos, hemos envejecido. Cuando cantaban hasta dos veces por año la canción Tiembla en el difunto Coliseo, Barquisimeto se caía entre gritos, pogueadera y trancazos naturales del ska Nada de eso pasó anoche, esta gente ya está vieja y los chamos no se mueven por Desorden, la verdad. Otra cosa que me hizo ver que estamos en el siglo XXI es salir a las 2 a.m. del Arena Plaza como si no estuviera pasando nada, transitando normal por la calle. No como cuando en el mismo Coliseo si salías a las 2 a.m., más o menos como a las 4 era que te venías moviendo por el gentío que había. Eso también va acorde con el envejecimiento, eso se lo cala uno cuando no tiene oficio.

 

-La canción Valle de Balas del insuperable disco Plomo Revienta, parece que la hubieran escrito ayer. El contexto es el mismo que hace 12 años: plomo parejo y “nadie se alarma más de la cuenta”. Y la súplica aún no ha tenido respuesta: “¡Que santifiquen a José Gregorio y el Presidente pal sanatorio!”. Considerando que cuando la escribieron, el presidente era Caldera jajaja, pero es la misma prédica o no???

 

Otras observaciones:

 

* Cuando voy a un concierto siempre me antojo de una canción en particular. Esta vez corrí con suerte, porque el problema de grupos como Desorden Público –como he dicho otras veces-, es que cuando tienen tantos temas, uno no queda conforme jamás. Y yo no quedé. Pero mi canción capricho de ayer era Hay cosquillas que no dan risa, como lo canté en mi Tumblr (mi mini blog, diría yo). Y lo mejor de todo no fue que la cantaran, sino que invitaran a mi pana (y de muchos de ustedes) Héctor Martínez de Caseroloops, Droopy de Circo Urbano, acercando a Coco a su ex compañero y refiriéndose al vínculo que existía entre ellos y El Pacto cuando siempre tocaban juntos en nuestra ciudad. A mí la verdad me encantó, no sólo porque ellos sean panas, sino porque de alguna manera se les reconozca el trabajo y para mí, fue lo mejor de la noche. “…y en qué momento bailaremos los grandes éxitos de Los ángeles negros, si te me pones a cantaaaar, en las 7 octavas de Ima Sumac!”. Buena esa, Héctor!

 

* A todas estas era el 2do Festival de Bandas y Talento Emergente y aunque no lo vi completo me gustó mucho que tantas bandas barquisimetanas y yaracuyanas se hayan puesto las pilas y tengamos ¡por fin! nuevas propuestas. Claro, con ciertas recurrencias, pero en general bastante bien. Ababajah de reagge, ganó.

 

* Demasiado divertido ver al gobernador Henri Falcón, paseándose entre la gente y como todo un rockstar (eso sí, sin escoltas), tomándose fotos con el público y los grupos. En la entrevista en La Mega parecía una celebridad. Definitivamente, tiene una actitud política y una actitud farandulera muy simpáticas.

 

* La periodista del diario La Prensa –a quien no conocía- me preguntó sobre mi programa porque quiere hacer unos trabajos sobre los espacios de La Mega. Cuando le expliqué de qué trata Makína, me respondió “Ahh como el de Alex???”, refiriéndose al nuevo programa que Alex Goncalves comenzará en La Mega a nivel nacional el próximo año llamado El Conector, de internet y tecnología, y sobre el cual él le había hablado cuando lo entrevistó horas antes. A lo que yo respondí: “Perdón, será al revés, el mío tiene casi dos años al aire, el de Alex no ha empezado”. Qué picada jaja, pero así llevamos siempre los provincianos contra una invencible señal nacional y con periodistas regionales que habitualmente no saben de ningún programa que pasan en nuestras radios. Supongo –y espero- que será diferente.

 

Agradezco que siempre digas Goncalves, que te inspiré a abrir tu blog con aquel post en el que te mencioné alguna vez. A veces también inspiro en la radio.

 

*…Al día siguiente tuve que ir a trabajar a San Felipe y venirme corriendo a hacer mi programa en La Mega. He perdido ese trote, otra confirmación.

 

 

noviembre 30, 2008 Posted by | Gajes del oficio, Musiquita | , , , , , , | 4 comentarios

Entrevista UFT

Estoy pasada de mediática con estas entrevistas, no???

Hace unos meses me escribiron de este medio de mi Alma Matter, la UFT, enviándome unas preguntas para esta sección en la que entrevistan a egresados de allí.

Eran muchas preguntas y leo pocas respuestas. Quizás me pasó como en el testimonio de La Mega y me encadené, estilo ustedes saben quien, sin obviar detalles jaja.

Mariángel Peña me sorprendió citando una parte del discurso que di cuando me gradué, lo que querrá decir que…en la universidad lo conservan? o lo leyeron en mi viejo blog?

Le jalé a la UFT por haberme becado y recordé que los nuevos estudiantes no son ni la sombra de lo que fuimos los primeros. (Preguntar a cualquier profesor).

Pero pudieron haberme pedido una fotico en vez de recortar esa…aunque la verdad, me veo como estudiante! (trasnochada, eso sí)

noviembre 12, 2008 Posted by | Gajes del oficio | | 5 comentarios

And you say: Stay

lisa-loeb

 

Ayer me pusieron una tarea difícil: escoger mi canción preferida de todas las que han sonado en La Mega en sus 19 años, para un testimonio por el aniversario.

 

Es imposible tener una canción favorita, pero lo que sí tenía claro es que debía ser una que sonara en La Mega a reventar mientras estuvo de moda, algo así como Katy Perry hoy en día, por ejemplo. No simplemente una rockerita comercial que a mi guste porque sin duda hubiese elegido a Pearl Jam. Debía ser más rotación Mega, y si es de cuando yo sólo era oyente en mi adolescencia, mejor.

 

Pensé en One de U2 que sin ambages, es una de mis canciones favoritas y vaya que sí sonó en La Mega. Pero U2 se ha vuelto tan lugar común (nada de lo que era en ese entonces) que me dio piquiña decirlo jaja, manías pues.

 

Pensé en In your eyes de Peter Gabriel (L), que en el año 93 (thanks José Eduardo), cuando vino, sonaba de sol a sol…pero es una canción más vieja que La Mega, en realidad.

 

Pensé en You oughta know de Alanis Morissette, después de que César me insistía en que escogiera una que tuviera a la mano. Y como Alanis era tan Mega en el 95 y fue uno de los primeros conciertos a los que yo fui en Caracas, en el tour de La Mega, of course, me pareció bien. Pero Eyleen Hurtado ya la había escogido…claro, yo grabé de penúltima.

 

Así que ignorando a César, dije: Voy a escoger una que haya sido emblemática en mi adolescencia, de esas que me sentaba a esperar que pasaran en La Mega para darle “rec” al grabador y poder grabarla mejor que la primera vez. De esas que no bajaban del American Top 40, de esas que muy Mega y todo, tal vez nadie recuerda, y obvio, los locutores menores que yo, ni conocen. Y escogí Stay de la nula y nunca jamás escuchada otra vez, Lisa Loeb and nine stories.

 

Retrocedí a 1994, cuando no había manera de bajar las letras de las canciones de Internet, porque obviamente no había Internet, y a menos de que compraras una revista de cancioneros y tal, o tuvieras el cd original, no podías tener una. Entonces yo me sentaba a devolver el cassette una y otra vez para tratar de dar con la letra. Y aunque siempre tuve muy buen oído para las canciones en inglés, en ésta donde la niña canta tan rápido, nunca pude dar con la última parte en la que atropella:

 

“You said I caught you ‘cause I want you and one day I’ll let you go

You try to give away a keeper, or keep me ‘cause you know you’re just scared to lose”.

 

Un lamento de esos que cuando uno tiene 14 años oye y oye y oye…

 

Sábado y domingo sonarán los testimonios de todos los locutores que trabajamos los fines de semana, a las horas en punto. Trataré de montarlo aquí luego.

 

“…You say I only hear what I want to”.

noviembre 7, 2008 Posted by | Gajes del oficio, Musiquita | , , , , , , | 9 comentarios

Los alumnos…

Desde que tengo memoria he escuchado los cuentos de mis padres –ambos profesores- acerca de los alumnos. Recuerdo haber oído de Feli que llegó un momento en que no diferenciaba a los alumnos que tenía en el liceo de los que tenía en la universidad, porque cada vez eran peores.

 

Mal preparados, jamás siguen las instrucciones, ahora se copian todo de Internet y por supuesto, nunca les falta una excusa para no asistir o no entregar las asignaciones. Cualquier cosa que refiera de modo general acá quedaría corta para la cantidad de cuentos buenos que Feli tiene acumulados, sobre todo con los estudiantes de Comunicación social en la UFT…son parar morirse. A veces de la risa y a veces de la tristeza.

 

Yo tengo una actividad incipiente como docente, con apenas seis clases repartidas en tres días. La mayoría de mis amigos dicen que yo sería de los profesores detestables, que raspan, tumban puntos por cada error ortográfico y no perdonan  una inasistencia, ni pasan un justificativo. Y sí, la verdad es que así sería….a quién quiero engañar? jaja

 

Pero mi recién nacida práctica docente en la UNEY no me lo permite porque se trata de un diplomado en Servicios Turísticos para la formación de personal en esa área. Unos con experiencia en el trabajo pero sin formación académica, otros que apenas están descubriendo la vocación y algunos que quieren empezar a experimentar en ese campo.

 

El mecanismo es una cosa bien abierta y flexible totalmente, porque la intención es que ellos se formen y aprendan sobre la marcha, además en unas instalaciones espectaculares de la Posada Escuela Colibrí, de la UNEY. No puede ser el caso de raspar a unos estudiantes de comunicación social que se copian entre ellos en los exámenes y escriben que la primera película fue dirigida por “el mago Lumiere”, en vez de los hermanos (testimonio de Feli).

 

Tengo dos grupos muy heterogéneos, la mayoría de ellos trabajadores y con disposición a aprender, y algunos se perciben muy emprendedores. Y aunque la verdad no me puedo quejar aún porque estos pocos días han transcurrido bastante bien, hay cosas que no dejan de sorprenderme aún siendo tan lugar común en estos casos, estilo las que oigo de mis padres, las que yo oía de mis panas cuando era estudiante y que ahora oigo dirigidas a mí directamente.

 

Mandé a ver una película (Elizabethtown) para que hicieran un análisis de los elementos turísticos siempre presentes en ella, según unas preguntas que debían responder. Tuve la clase con el primer grupo y fue genial, todos lo hicieron súper bien, la discusión fue mucho más buena de lo que yo esperaba, y aunque no faltaron los que no lo hicieron y pidieron chance, en general estuvo excelente. Cuando arranqué con el segundo grupo, el escenario fue totalmente distinto: no la vieron. Por diferentes razones, pero no la vieron, predominando que la copia que se llevaron no se veía bien. Igual había dejado otra copia en la universidad para que la quemaran de allí y no la usaron. Sólo tres de ellos la vieron –voluntariamente la bajaron de internet- y una sola se lo tripeó. Ok, no todos reaccionan igual, obviamente, y no todos quedan igual de conformes con las actividades. Si lo sabré yo que casi nunca lo estaba jaja, pero lo hacía todo, difícilmente dejaba pasar algo de la fecha o manifestaba poco interés en hacerlo aunque me resultara aburridísimo. Pero yo era una nerd entregada.

 

Sin ninguna exigencia de presentación –incluso pueden mandarme todo al correo o entregármelo escrito a mano-, repiten sin parar cosas como: Lo hice pero lo dejé en la casa, lo hice pero me faltó algo, no me abrió el pen drive, usted tiene Gmail y yo Hotmail (¿??) y el correo no pasa, y así….

 

Inicialmente, lo que me preocupaba más era que se me acabara la clase y me quedara mucho tiempo todavía. No me ha pasado, pero aparte de eso ahora puedo entender el por qué de tanto profesor loco y antiparabólico, tanto profesor incapacitado por el IPASME. Cómo manejar por ejemplo situaciones básicas como:

 

-Si no entregan el trabajo que es para hoy. Les doy chance para el próximo martes pero tienen una nueva asignación y se les junta: “profe y hoy va a mandar otro trabajo???? Porque entonces tendremos que hacer dos!!! Si no hicimos uno, imagínese hacer dos!!!”… Lo que depende de si usted mismo se los deja acumular.

 

-Ay profe es que los chamos, el trabajo, limpiar la casa, tengo gripe….lo usual.

 

-Y la habladora en clase!!! El salón tiene mesas donde se sientes tres o cuatro juntos, y hay grupitos, sobre todo de la segunda sección, que desde que se sientan no paran de hablar y jamás prestan atención. Eventualmente, se enderezan cuando empiezo hablar con mi afortunado tono alto y como que les da pena, pero luego siguen la cháchara hasta que pregunto algo. Ayer se las tuve que cantar un par de veces, con toda la diplomacia que tengo en reserva para no decirles “si no les interesa, arranquen” jaja.

 

-El segundo día aprendí que: Si les mando las asignaciones por correo dicen que no les llega o que no todos se conectan; si se las escribo en la pizarra les da ladilla copiar; si se las dejo para que le saquen copia, no le sacan; entonces hay que entregárselas en sus manos a todos para que no haya excusas. Claro, como de costumbre hay sus excepciones, no todos son iguales, es una visión general, y creo que es una característica natural del hecho de ser estudiante, es como genético, no sé, pero es lo habitual y en realidad, no me parece extraño.

 

Pero bueno, creo que no es NADA. Van pocas clases, la verdad lo he disfrutado y como que voy en góndola…

 

Manifiesto mis respetos para todos mis amigos y familiares profesores que me leen acá. La paciencia (o la ulterior locura docente) es su divisa jaja….De todas maneras me entreno para raspar a estudiantes de comunicación social que no sepan la diferencia entre “hay”, ahí” y “ay”, pronto, pronto…

noviembre 5, 2008 Posted by | Gajes del oficio, La gente es así | 5 comentarios