Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Inglorious cine barquisimetano

inglorious-basterds-vanityfair-full03

La verdad es que ya no tengo argumentos para mi inconstancia en este blog. Hay una razón principal: Desde que me quedé sola en mi oficina el tiempo se me limitó para todo y se multiplicó para trabajar (ya tengo compañía eficiente). Pero sabemos que ese no es argumento suficiente: en tiempos de grandes aboYes he escrito igual. Hay razones menores pero que hacen bulto: ser una señora me impide llegar a mi casa a cualquier hora sobre mi propio desorden y sentarme a escribir como antes; a todos los blogueros por muy viejos que seamos nos ha disminuido la frecuencia; el tumblr me distrajo y el twitter me tiene pegada todo el tiempo. He dicho.

En fin, he dejado de escribir por meses y con lo que voy a comenzar este cuento, es exactamente lo mismo que he escrito siempre y no por gusto, aunque parezca ya una vocación: una queja. Y es que no importa cuánto tiempo uno deje de salir a la calle, de enfrentarse con sus semejantes en el mundo real, de reseñarlo, siempre es lo mismo, no cambia. Justo como para constatarlo, mi pana Rafael Osío Cabrices escribió hoy en su crónica acerca del “insilio”, refiriéndose a lo insoportable que le resultó salir a tomarse una merengada en Caracas. En ese particular, agradezco que la provincia no se haya convertido en una pesadilla tan grande, conservándose pequeña.

Lo que principalmente quiero reseñar en este post es que fui a ver Inglorious Basterds ayer sábado en la tarde-noche. Un acontecimiento que para los cinéfilos intensos, provincianos, noveleros como yo, era muy esperado: la nueva película de Quentin Tarantino, recién estrenada en nuestro país (con retraso, por supuesto). Así que en cuanto supe que la estrenarían en Barquisimeto, mentalicé a Nel para salir corriendo a verla, y él que es tan poco todo lo que ya dije, aceptó resignado.

Pero resulta que en Barquisimeto hay dos formas de ver cine: Cines Unidos y Cinex. También existe el Rialto, pero con la gran paranoia que uno sale a la calle, la verdad no es tan fácil ir al Rialto como cuando vi ahí La Historia sin fin II en el 90. Y no estaban pasando Inglorious, anyway. Esas dos cerradas opciones tienen dos lecturas graves:

1. Vas a Cines Unidos que por lo general tiene un buen servicio, pero debes padecer por conseguir entradas, puestos y como siempre está full, calarte a un público insoportable que va a ver la película sólo por ir al cine a ver “lo que sea”. No puedes osar ir sin tener entrada reservada o comprada por internet porque jamás habrá para la función que quieres. El gentirín se debe a que ambos Cines Unidos están en los mini infiernos de la ciudad: El CC Las Trinitarias, al que yo voy sólo en caso de extrema necesidad porque no lo soporrrrrrrto; y el Sambil, que por su espacio amplio me gusta mucho más, pero cuyo cine es una tortura que es mejor evitar. Jamás le pasas por el frente sin que parezca un concierto de Isa TKM.

2. Vas a Cinex donde nunca hay nadie y puedes disfrutar a todo dar de la película, pero ofrecen un servicio pésimo, bodeguero, típico de un pueblo, inefable. La ausencia de bululú, creo que se debe a su ubicación en los centros comerciales del oeste (mi territorio), donde la gente ciertamente compra burda, pero como que no va mucho al cine. Ya he reseñado antes acá lo fino de estar sólo con Nel en una sala sin que niñitos incontrolables o gente que va a echar cuento pal cine nos rodee. Pero eso se paga. En Cinex nunca sirven los puntos de venta y te obligan a pagar en efectivo: bodeguero. Nunca hay suficientes bandejas y te tienes que llevar lo que compres en la mano. Las salas apestan casi siempre. Las luces las apagan a los 20 minutos de haber empezado la película. La actitud de los empleados es esa clásica de la gente que no aguanta su trabajo y quiere cerrar temprano. Y por último, lo que me pasó el sábado nada menos que en la función de Inglorious Basterds:

La película no estaba cuadrada en la pantalla, entonces de desbordaba y eso hacía que no pudiéramos ver los subtítulos (Grave porque hablan varios idiomas) y que cuando algún actor se paraba, se veía decapitado porque la cabeza se le salía del marco. Ahí me entró ese espíritu que como tenía tanto tiempo que no me sometía al mal de servicio de ningún lado en mi ciudad (estaba encerrada, pues), no me entraba, y revivió. Arriba en la salita de proyecciones no había nadie, la otra pareja que estaba en la sala miraba pa’rriba sin respuesta (sólo éramos 4 en total), así que me fui echando chispas para afuera a buscar a uno de los que quiere cerrar temprano y decirle que acomodara la pantalla porque ni modo que pasáramos las casi 3 horas así. El niño se activó y bueno, fue a hacerlo pero qué? Yo ya me había perdido los primeros minutos de la peli mientras hacía toda esa gestión y ya los quería ahorcar. Pa esa gracia, la hubiera visto quemada en mi casa sin tener que pasar por lo del punto de venta, las bandejas y la sala mugre, y la pantalla mal cuadrada, no???

Cuando me bajó un poco la furia, empecé a disfrutar entonces de Inglorious Basterds, pero ya cuando Hans Landa (el mejor personaje de todos hecho por Cristoph Waltz) le tenía avanzado el interrogatorio al francés.

Decir que la película de Tarantino es genial, es redundar, uno no espera menos y él no suele quedar mal. Además, los críticos profesionales dicen que los fanáticos de Tarantino le aplaudimos todo lo que hace, así sea un comercial de papas fritas.

Kate Winstlet decía que para ganarse un Oscar había que actuar en una película sobre el Holocausto y lo confirmó este año cuando ganó. Tarantino osó inventar su propia versión del Holocausto, con un enfoque obviamente friki, irreverente e impecable, que también se le ha criticado, pero por Dios, no esperarán ver a un Hitler como el de El Hundimiento, no? Describirla  sería volver a decir lo que ya saben, aún sin verla.

Así han criticado que figuras como Brad Pitt, Mike Myers o Eli Roth no salen en pantalla por mucho tiempo, pero igual, las actuaciones son buenas, y la ausencia de largos protagonismos no resta méritos.

En estos episodios con gente de culto, las comparaciones son inevitables a pesar de que uno no las quiera hacer, menos cuando, como en este caso todas las películas son completamente distintas, aunque con signos de identificación: la sangre, por ejemplo. Pero diré que en mi colección, no supera a Kill Bill, aunque el nivel es máximo.

También hacía tiempo que no salía tan contenta del cine y es porque Inglorious Basterds es….glorious, definitivo. Espero en la misma situación ahora Los abrazos rotos de Almodóvar, aunque ya varios le hayan echado tierra.

Pero ya saben, esto de comentar películas es tan relativo. Tanto como la primera crítica que leí de Inglorious después de su estreno: “Quentin Tarantino para algunos ha cumplido, para otros no con su Inglorious Bastards”. O sea….

Anuncios

octubre 12, 2009 - Posted by | Crónicas Amotinating, Veo Cine-DVD y poca TV | , , ,

12 comentarios »

  1. Siempre es un placer leer tus quejas, porque, lamentablemente para los demás, son acertadas :s

    Yo, a diferencia de ti, sí le he dado la espalda a los cines, por todo lo que describes y porque típico que cuando se me ocurre ir atraigo como imán a cuanto imbécil se le ocurre entrar al cine ese día… ya me volví ‘experta’ bajando torrents y sólo me reservo la ida al cine con películas de acá (aunque sola porque Gabo no se lleva bien con el cine veneco) =(

    Y bueno, al ‘glorioso’ Tarantino lo tengo en cola 😛

    Comentario por Adri | octubre 12, 2009 | Responder

  2. Bueno, pendiente de que vayamos a ver Día Naranja en una próxima travesía 😉

    Comentario por edelweissvoice | octubre 12, 2009 | Responder

  3. estabas MUY perdida, yo estoy por ver bastardos sin gloria en casa con luigi cuando venga otra vez, los 2 amamos a tarantino jeje. besos amigaaaaaaa

    Comentario por vero | octubre 12, 2009 | Responder

  4. jajaja!! bueno yo la fui a ver ese mismo día a las Trinitarias, y mira tu que fue una buena experiencia, encontré entradas y la gente estaba allí porque quería ver la película. Sobre la misma solo puedo decir que Quentin la volvió a hacer!!

    Comentario por tesne | octubre 13, 2009 | Responder

  5. Veeeero tan beia! saludos a Luigi (L)

    qué bien, Tesne! es bueno sumar experiencias de las gratas jaja

    Comentario por edelweissvoice | octubre 13, 2009 | Responder

  6. gracias por la info!

    Comentario por cine online | octubre 13, 2009 | Responder

  7. Buena reseña, y lástima por la mala experiencia. Yo aún no puedo despegarme de los cines, y ver una peli buena en la estrechez de los televisores de la casa no me parece justo todavía. Por eso monté lo más parecido que pude uno en casa, con un videobin y unos speakers con su respectivo bajo.

    Pero igual no puedo despegarme de los cines, por más mala-experiencia que sean (y mira que me he metido hasta en los cines de horario continuado del centro de Caracas, que todavía los hay), pero es que la “pantalla grande” debe ser así, grande.

    Abrazo.

    Comentario por El Tecnorrante | octubre 19, 2009 | Responder

  8. Recuerda que “Las películas piratas se ven mal”…
    Lo que te pasó es como para lanzarle un tumbarrancho a la pantalla.

    Comentario por Oz | octubre 19, 2009 | Responder

  9. Lo de la Pelicula mal cuadrada es comun en el Cinex Metropolis. A mi me ha pasado en todas las oportunidades que he tenido que ir a ese sitio, prefiero Cines Unidos, su servicio tambien es pesimo, pero los de Cinex son peores. Los gerentes de los Cines le echan la culpa a la pirateria, pero en realidad es el mal servicio que ha ido alejando al publico cinefilo de sus Multicines. ( añoro los cines de antes . . . )

    Comentario por JC Rodriguez | octubre 19, 2009 | Responder

  10. Quise ver los Bastard hoy domingo 18-10 pero me arrepentí, xq es quincena y domingo y es d reciente estreno.
    Como logras ver una película comercial, en un cine d c.c. con solo 3 personas más? Los primeros minutos estaba descuadrada, ok, pero era una sala sola!!!! Es demasiado privilegio, el universo equilibra jajaja sorry, es broma…
    No t quejes d Bqto, si vieras Caracas, a mi me parece Bqto tan light y achantada; lo unico es q esta abandonada(excepto el este) y la mayoría aplaude al gobernador, eso si q no lo entiendo.
    Bye. Me gusta tu blog 😉

    Comentario por orlandoytu | octubre 19, 2009 | Responder

  11. uhm bueno como te explico…
    aqui en caracas pasa todo lo contrario en mi opinion cinex es mucho mejor que cines unidos, debe ser por el personal que trabaja alli o por la gente que va, pero las ultimas experiencias en cines unidos han sido poco menos que indeseables…
    aunque cinex tiene sus pelones, por lo menos como que intentan hacerlo bien aunque tengan algunos lios con el sonido en varias de sus salas…
    igual entre los tukkis, el personal que se la pasa de chisme en chisme, el precio de las entradas, que no tengan vuelto, y que a veces se les pase la hora para meter a la gente en la sala, no provoca ir al cine, pero las ganas se me regresan con esa invasion de piratas rusos, o como sea que tengan ese idioma, con camara movida y subtitulos con horrores ortograficos y que no corresponden con lo que se dice…
    saludos ah y Tarantino Rulez

    Comentario por The Goddamn Devil | octubre 25, 2009 | Responder

  12. Inglorious: Gloriosa…. Los Abrazos Rotos: Rota Definitivamente.
    Más tierra pa los abrazos

    Comentario por Ciclopetuerto | octubre 28, 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: