Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Acostumbrados detalles de la prensa

Encontrar un periódico sin descuidos, errores, faltas, cosas que no son, entre otros, son hechos casi imposibles. Mi padre, Feli, se ha dado a la tarea de señalarlos, corregirlos y explicar el porqué de muchos de los que se encuentra a diario en cada ejemplar de la prensa que lee. Siendo periodista sé que la premura, la presión y el estrés con el que siempre se escribe todo, conducen a esa situación, pero precisamente, es lo que nos condiciona a la vez a estar acostumbrados. Es como haberse resignado ya a que Chávez no se va a ir nunca. No está bien, pero qué más….

Suelto todo este párrafo para justificar que yo no critico por criticar, como cree la mayoría. Tengo una “teoría” por decirlo de algún modo. Lo otro que diré antes de comentar lo que me hace escribir este post, es que, antes de ganarme otra enemiga gratis en un periódico distinto esta vez, debo decir que Claudia Aldana es pana, me agrada normalmente lo que escribe y me gusta que no se encasille en una sola fuente, demostrando habilidades en varias. Y tengo la fe además, de que ella, contrariamente a las “otras”, no dejará de reconocer su falla para batirse diciendo que yo tengo el pelo feo, por ejemplo.

Voy a comentar, sobre la reseña del concierto de los 20 del primer disco de Desorden Público en el diario El Impulso, claro está. El asunto es, que así como fanáticos de la pintura, los libros, la economía o expertos en algún tema científico se alteran cuando ven errores u omisiones en artículos y reportajes relacionados con el tema, yo lo hice cuando vi esta reseña, por varias razones: 1. Por ser una pegada hasta la muerte, y esto implica, ser temática con el asunto. 2. Por la confusión en cuanto al repertorio, que ocurre SIEMPRE que el periodista no conoce bien al grupo a reseñar. Como si a mi me tocara cubrir un show de Olga Tañón, Dios me libre. 3. Las omisiones importantes. Y sí, tal vez estoy dándole más importancia de la que tiene, pero bueno, cada loco con su tema que quiere leer en la prensa.

Esto se resumen en:

1. ¿Por qué en ninguna parte dice que El Pacto subió a tocar con Desorden? Es un dato que tal vez a un lector de El Impulso digital en Maturín no le interese en lo absoluto, pero a los guaros nos dice mucho. Es una de las bandas más emblemáticas que ha tenido el estado Lara, que por años le abrió los conciertos a Desorden en los 90, que se separaron hace tiempo y por primera vez se encaramaron todos juntos a volver a hacer eso por lo que la gran mayoría de los que estábamos ahí nos movíamos en un tiempo. Entonces, no era suficientemente importante por lo meeenos mencionar la presencia de El Pacto en ese concierto? Más aún cuando entre ellos y Desorden tocaron una de sus canciones más conocidas, juntos, y luego, ellos tocaron con Desorden Tiembla. Me imagino que alguno de sus integrantes, esperaban ver algún comentario en esa nota.

2. El tema de las canciones confundidas. Comenzando, precisamente por la de El Pacto. “…Políticos paralíticos y La Caravana para cerrar un noche de elegante irreverencia”. Primero, no cerraron con ninguna de esas dos. Y segundo, Caravana es una canción de El Pacto, no de DP.

Luego, me pongo más ladilla con Pablo Dagnino jeje y la parte que dice “Luego de cantar Miraflores entró Pablo Dagnino, vocalista de la agrupación Sentimiento Muerto para cantar Manos Frías y Enredos”. Esteee, Miraflores es una canción de Sentimiento Muerto, por lo tanto, Pablo no pudo haber salido luego de tocar ese tema, porque precisamente lo único que él cantó fueron dos canciones de SM: Miraflores y Manos Frías, porque Enredos es de Desorden Público y Pablo, no cantó ninguna de ellos.

3. “…los muchachos de Desorden estaban sentados en un sillón viendo televisión. Desde allí, cómodos y desenfadados, hicieron un medley acústico con fragmentos del soundrtrack de Los Mounsters, programa que veían el pequeño televisor”. ¿En qué momento escuchó el medley? Porque mientras estaban en el televisor, lo único que tocaron fue Lili y por eso el teatro con Los Monsters. El medley vino después, en otro contexto que nada tuvo que ver con el televisor y que me imagino que todos los que estuvieron, lo recuerdan.

Yo estoy conciente de que no puede saberse de todo en la vida, y si no eres fanático de una banda, mucho menos conocer los detalles de principio a fin para reseñarlo en el periódico. Pero hay que tener presente que muchos de los que se van a ir de boca a leer la reseña, lo son y en consecuencia, van a saber más que el que escribe. Entonces, en caso de emergencia rompa el vidrio: pregúntele a uno que sepa, que no confunda los temas de DP con los de SM, que no sólo sepa qué es El Pacto, sino que también sepa que ellos tocaron también. Uno que eche el cuento bien, para que al final no parezca que el que está escribiendo no hubiera ido al concierto. Más si la reseña saldrá dos días después.

 Es todo. Soy temática.

Anuncios

junio 25, 2009 Posted by | Gajes del oficio, La gente es así | 16 comentarios

Esto es ska…y remember

IMG00098-20090620-2135

Lo mucho que esperaba el concierto de los 20 años del primer disco de Desorden Público, no era nada para lo que iba a pasar. Y es que este fue un concierto mandado a hacer para gente como yo, que nos la pasamos en un eterno “recordar es vivir”. Los pegados, como dicen algunos.

Lo insuperable que ha sido Desorden todos estos años por sonar simplemente perfecto en cada canción, fue multiplicado en un show súper cuidado, como debe ser. No como ese mamarrachito de hace unos meses en el festival de bandas emergentes. No era para menos el motivo del festín.

Puras canciones viejas, nos callaron a los que siempre nos quejábamos de que en los recientes, no cantaban nada de aquella época de antaño. Y esa era precisamente la idea: celebrar esos temas viejos, irreverentes que todos cantábamos sin parar a diferentes edades al final de los 80. En dos horas de concierto la canción más nueva que había sonado era Tiembla, y nos revelaba que no habría mucho más nuevo allí. El show duró dos horas y media y uno siempre quiere más.

Mal aliento arrancó el repertorio del rememeber y aunque quedaron tantas clásicas por fuera, no dejó de ser completo, contradictoriamente. Todas esas las queríamos volver a escuchar. Eso sí, espero que cuando Canto Popular de la Vida y Muerte cumpla 20 años, vuelvan a hacer otro toque así, porque ese es el de mi adolescencia en pleno.

Videos, performances y cuentos ambientaron muy divertidamente muchos de los temas como Lili es…, Cucarachas con suerte, Lo agarraron, Dónde está el futuro, por nombrar algunas que fueron completadas con ese himno que más nunca pudieron volver a cantar por censurada: Políticos paralíticos, que tumbó el Teatro Juares. Oscarelo proclamándose como nuevo presidente, dejó aquel discurso del gobierno “más mejor y menos peor”, para confirmar que lo que cantó 20 años atrás sigue siendo exactamente igual, y  también parodiar un poquito a nuestro Presidente, y burlarse de todos sus inventos descabellados, al proponerle a Henri Falcón, por ejemplo, una entrada al mar para el estado Lara. Estilo el comandante, pues. Y cuando parecía que iba a pronunciar un discurso amistoso, dijo que todos eran “la misma vaina”, cualquiera fuera el color. Fue genial. Nel dice que soltaron en unos 10 minutos lo que tenían acumulado por todos los años que no pudieron tocar esta canción.

Mi momento preferido del concierto ocurrió bien temprano: Ya había oído que Pablo Dagnino cantó con ellos en Caracas, y en la cola me dijeron que también había venido a Barquisimeto. Estaba preparada para morir y así fue. Walter me advirtió que quedaría con las “manos frías” de cantar Dagnino. Caplís lo presentó con un cuento de la música que hizo historia en los 80, y el gran Pablo entró con Miraflores, mientras todos los de Desorden tocaban y coreaban “Quiero trabajaaar en el gobieeernooooo” (otra que 20 años después cabe perfectamente en nuestro contexto actual) e hizo que yo quisiera sólo escuchar canciones de Sentimiento Muerto, olvidándome de los protagonistas por un rato. Esa y Manos frías –efectivamente-,  hicieron mi noche, la verdad, para mi era suficiente ya.  NADIE fue más feliz que yo en todo el Teatro Jurares y punto. Pero después cambié de opinión y seguí tripeándome a DP.

Otro momento retro, que también estaba anunciado, fue la intervención de El Pacto. Por mucho que nos obstinen las proclamas chavistas de lo que es esta banda hoy en día –casi inaguantable- forma parte de la vida de todos nosotros los guaros y yo, casi lloro por aquellos tiempos en los que El Pacto le abría los toques a Desorden. Máaaaaas remember y sí, demasiado emocionante y fino verlos a todos juntos tocando y brincando Caravana. Los nuevos y los viejos pactos, incluyendo a Ciro que ya no vive en Venezuela. Demasiado.

Creo que esta vez el público si fue algo homogéneo. Las características físicas que veíamos desde arriba no mostraron que la mayoría de los hombres fanáticos de Desorden ya no tiene pelo, por ejemplo ja! Y al menos los que tenía a mi alrededor no estaban esperando solamente Allá cayó, todo el mundo estaba en la misma onda. Ahora, de haber alguno que fuera sólo por el “muñequito ‘e tiza  en la acera”, se fue contento porque esa siempre es la última, única de Plomo Revienta en el repertorio.

DP/SM/El Pacto: Naguará de pegaaaaaaaos todos los que estábamos ahí! Un back in time con una de las mejores bandas de nuestro país. La que ha sabido mantenerse y seguir siendo respetable con los años, la que igual que las otras, no supera sus clásicos, pero aún sigue haciendo música fina. La niña modelo para todas las agrupaciones venezolanas. Desorden Público, explicando 20 años después que esto no es sak, ni kas, sino ska.

junio 21, 2009 Posted by | Musiquita | , , , | 3 comentarios

Movilnet estilo gobierno

Ya había contado parte de mis trágicas historias con Movilnet aquí   y  la vida no cambia, nunca.

A Nel lo atracaron hace un par de semanas cuando, muy hermoso, me fue a llevar a una actividad que tenía en Guama. De regreso paró en la bomba de Las Piedras, y ahí entraron unos choros que a punta de pistola se llevaron la platica de la caja y los celulares de todos los presentes. Y sale uno con el consuelo autóctono del venezolano “menos mal, no pasó nada”.

Cree uno, cuando desconoce la tragedia que significa que te roben un celular Movilnet. ERROR, de los grandes. Ambos tenemos movilnet, un plan postago, muy fino sí, con el que tuvimos algunos inconvenientes al principio (típico) pero con el que misteriosamente nos hemos llevado bastante bien. Sobre todo por aquello de tener siempre saldo, es cómodo, pues.

También tenemos Movistar, pero estamos claros que le damos rosca pa hablar es al Movilnet porque tenemos minutos para todas las operadoras a toda hora. Sin embargo, Nel toda la vida ha sido cliente fiel a Movistar y lo ha puesto por encima de Movilnet. Yo lo fui al principio, cuando tenía mi súper Teletac en los 90, y lo soy ahora, por el Blackberry que desde Movistar me resuelve la vida gracias a sus funciones-aplicaciones para internet.

Ahora, con el robo, qué pasa con el Movistar? Nel lo reporta, se lo cambian, compra un telefonito X ahí para subsanar mientras tanto y problema resuelto en 10 minutos. Una vez más me confirma que esa cola enorme que uno ve a diario en la mañanita en las afueras de Movistar en la Av. Los Leones, es un cola productiva porque todo el mundo sale con una respuesta de ahí.

Caso totalmente contrario a Movilnet. Esperamos que fuera fin de semana, sospechando acertadamente que yo, por ser la dueña de la línea tenía que ir. Nos fuimos a la oficina del Metrópolis, donde nunca cabe un alma más, y esperamos ser atendidos. La respuesta fue tan patética como todas esas cosas estilo gobierno que caracterizan el movimiento de Movilnet, tipo empresa pública.

La línea ya estaba reportada, lo que necesitamos es cambiar el teléfono, como se hizo en Movistar. Pero no, aquí la cosa no es tan fácil porque tienen una especie de tiranía (también estilo gobierno) que te impide comprar el teléfono que te de la gana, tiene que ser uno de 5 que tienen exhibidos. Y el más barato cuesta 350 mil bolos.

Sabemos que los celulares dejaron de ser baratos hace rato, pero las dos primeras opciones son balckberrys, que Nelson particularmente detesta en Movilnet, precisamente por lo cochino y limitado estilo “socialista” que es el servicio con su cuento del CDMA. Además, si estás comprando un teléfono para resolver la emergencia de que te robaron el que tenías, no vas a desembolsillar 3 millones de bolos así de la nada, no? 350 mil bolos no está tan mal, pero los teléfonos son HORRIBLES, o sea no existe una opción medianamente decente con la que te puedas conformar con tener una troja, o pagar una suma mediana por un telefonito más o menos bien. NO. Son los 5 que ellos dicen y punto.

Hay otros, de esos que están mandados a hacer para solventar estas crisis: llaman, reciben y mandan mensajes, no quiero más nada. 80, 100, 150. Ahhh pero esos NO se pueden comprar. Si usted es postpago, son aquellos 5 y ya. No hay pataleo. Una vez más con la excusa del CDMA, el chip, si la línea emigra entonces tendrá fallas y no sé que cuentos chinos más con los que te marean estilo el imperialismo, la CIA y los 40 años de la 4ta república.

Entramos en ese momento que tanto detesto en el que: El de la puerta te dice una cosa, el que te atiende te dice otra, y a su vez, ninguno de los dos coincide con lo que te dijo antes un operador telefónico, ni tampoco con lo que te dirá un vendedor de un agente autorizado. Eso siempre está en el guión y uno no sabe a quién rayos hacerle caso. Estilo CUALQUIER oficina pública o ente gubernamental en este país. (ejemplo: cuando nos íbamos a casar y en todas partes nos decían cosas distintas para llevar los papeles, desde el edificio nacional hasta la propia prefectura).

Lo último que nos dijo la niña que nos atendió, a quien confieso haber sacado quicio jojo (en un momento me dijo “señora no voy a hablar más con usted, sino con el dueño de la línea”…y yo “peeeerdón, la dueña de la línea soy yo!” jajaja), fue que a ellos cada semana les llegan teléfonos, esos sí, poquitas cantidades de ciertos modelos. Así que también estilo Mercal, estilo mercado donde hay azúcar pero no hay mayonesa o donde hay huevos, pero no hay leche, hay que hacer con los benditos celulares Movilnet. Esa ya costumbre del venezolano, no de elegir, sino de comprar lo que se encuentre.

La tipa, cuando ya había perdido toda paciencia conmigo me dijo: “Quién la manda  a no venir en otro momento cuando había más modelos”…Sí, porque debe ser que yo iba a saber que esa semana se iban a robar el teléfono, bolsa!

Lo otro que es una ladilla es el fulano sistema CDMA como antiiiiiiiguo que tiene Movilnet. NO entiendo, todos los demás van avanzando, todo en la vida es GSM y ellos siguen con ese tema al que han cedido poco a poco como con dolor. Desde hace años yo intentaba comprarme un telefonito decente Movilnet, y nunca pude porque todo el tiempo me decían que en 3 meses sacarían uno como el que yo quería. Estilo promesas de gobierno. Y yo siempre tengo el mismo Nokia.

Y ni hablar del Vergatario, antes de que me lo vayan a recomendar jajaja. Creo que NADIE lo ha visto en persona aún. En casi todos los agentes he visto papeles donde insisten en que no pregunten más por él. Movilnet y una idea presidencial juntos: obvio que nunca hay. Ni debe haber habido.

Lo cierto es que 15 días después no hemos podido sustituir el teléfono. Es exactamente igual a todo lo que me ha pasado con experiencias como:

Actualizar el Rif en el Seniat (No me acepta los cambios y tengo que ir a mamarme una cola)

Resolver mi problema con CADIVI (ya el sistema no me acepta un reclamo más en la página, de tantas veces que he preguntado y sigo sin respuesta)

O unas resueltas, pero que son una ladilla también como: pasaporte, papeles del carro, carta de residencia…todo con ese genial toque bolivariano que te da dos opciones únicas: O te sientas a esperar toda la vida o que te coma el tigre!

junio 2, 2009 Posted by | Crónicas Amotinating | | 9 comentarios