Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Después de Punta Cana…viene 2009

hpim40132

Estuve en Punta Cana desconectada COMPLETAMENTE, como pocas veces en la vida. No teléfono, no Internet, televisión sólo para ver un par de películas, más nada. Supongo que así deben ser las vacaciones de verdad, para entregarse al relax, a que te atiendan todo el tiempo, a comer rico, a levantarse sin hora, sin estrés, sin preocupaciones…

Pero confieso que no se me hizo tan mantequilla por aquello de lo calculadora, planificadora y elaboradora de cronogramas que soy tan aferradamente. Y al final, no me quedaba más que burlarme de mi misma cuando trataba de planificar un día en el que no había más que echarse sin rollo en la arena y comer a la hora que nos diera la gana, lo que nos diera la gana. También, eventualmente, tenía delirios con el tecleo por el vicio a la red, pero vamos! La nota “luna de miel” prevaleció y tuve uno de los mejores viajes de la vida.

 

Algunos apuntes:

 

Llegamos a uno de los hoteles de la cadena Barceló, el Dominican Beach. No pertenece al complejo enorme donde están los 7 hoteles más populares y más vendidos en nuestro país, sino que es una monstruosidad aparte, lo que nos hizo tener una escena muy nuestra apenas llegando: Bajamos del avión y había un autobús esperando a TODOS los pasajeros para llevarlos al hotel Caribe dentro de ese complejo, y a nosotros nos esperó una camioneta para trasladarnos sólo a los dos al Dominican. Es decir, hasta en eso nos salimos del patrón común, sin saberlo. Eso nos propinó una estadía en un hotel donde no había ni un venezolano más. Los únicos latinos que nos tropezamos fueron tres familias: una colombiana, una uruguaya y una mexicana, además de los dominicanos que trabajan allí, claro. No more, europeos por montón. Así que fuimos los únicos criollos que nos tripeamos este hotel underground pero tremeeeendo y gigante que tiene todo lo que puedes querer.

 

La verdad me sorprendió la amabilidad desmedida de esta gente. No me dieron chance de acordarme siquiera de lo que es quejarse por el servicio, cosa que de hobby se convirtió en un hábito en mí. Trabajan con disposición, buen humor, esa vocación de servicio que tanta falta hace por estos lares, además a toda hora y sin importar el cargo: recepcionista, mesonero de restaurante encopetado o bar a orilla de playa, animador, camarera, whatever. Y un valor agregado que no tiene precio: siempre tienen lo que ofrecen. “No hay” o “En este momento no tenemos”, no cabe en su vocabulario, siempre, siempre hay lo que uno pide, aún y cuando el hotel estaba hasta los teque teques. Por primera vez en la vida no padecí por una Cocacola Light o un sobrecito de Splenda, y tuve más de lo que me antojé, en realidad. No me despierten, por favorrrr!!!! Conciencia plena e innegable de vivir del servicio, del turismo.

 

La comida fue una grosería. Yo como poco, pero como saben soy burda de necia para comer, y esta vez comí mucho. 3 restaurantes tipo buffet, 4 especializados: japonés, italiano, español, mexicano, y uno de pizzas, perros y hamburguesas. Cuando son tantas cosas juntas, uno suele dudar de la calidad, pero de verdad, que aquí se esmeran y la mayoría son excelentes y súper variados: podía cenar un día paella, otro langosta o sánduche de pernil, por ejemplo. Nel agregaría los 4 bares para completar lo full que uno queda con un todo incluido.

 

Ahora, Punta Cana en sí es un peladero que no sería nada de no ser por esos complejos. Fuimos a islas alrededor, muy beias, pero honestamente, nada como las playas venezolanas que palidecen ante los precios descomunales que implica viajar aquí. Yo muero por playa El Yaque y Macanao, pero ir a mi amada Margarita es recontra más caro que el todo incluido dominicano y con esta pelazón, pues hasta con los dólares bloqueados me resultó más ir a República Dominicana.

 

Nel estaba como Simón Díaz –según los relatos de su hija- en tierras foráneas. Probaba cerveza y ron, anhelando el sabor de Polar y Cacique, y lo mismo con el queso de Churuguara y la piña de Siquisique. Veía las estrellas de mar que allá eran un hallazgo, diciéndole a la gente que donde nos casamos había “como arroz picado”, y  nadie le entendía jeje. En conclusión, nos tripeamos demasiado nuestro puntacanazo, sin dejar de revelar lo provincianos y venezolanos que somos. Pero yo, insisto, no extrañé para nada el servicio jojo.

 

Allá en pleno caribe, en ese momento que la gente se pone cursi con las doce uvas en la mano, agradecí como de costumbre la cantidad de cosas buenas que nos han pasado, pedí sobre todo salud y por los trabajos que tenemos y que nos encantan, y me hice el propósito de quejarme menos del gobierno aunque siga pensando que apesta, por muy difícil que se me haga….lo hice y creo que lo empecé a cumplir. Cuando algún dominicano detectaba que somos venezolanos, lo primero que hacía era preguntar por Chávez. “Y por qué es que ningún venezolano que viene acá quiere a Chávez?”, nos preguntaban. La cantidad de cosas que me pasaban por la mente, se quedaban en silencio empezando a cumplir mi propósito. Además, en esas vacaciones tan relax y divinas, lo menos que quería era hablar de Chávez. Respiré distinto cuando un taxista nos dijo “son de la tierra de José Gregorio Hernández”. Dios mío, sobreviven otros iconos, pensé….

 

El día que volvimos a la realidad, nos dimos cuenta de que nos aproximábamos a Venezuela, cuando vimos un despelote de gente matándose por ser los primeros en la cola de confirmación del vuelo en el aeropuerto… Sí, allí estaban los mismos venezolanos que se fueron con nosotros a República Dominicana. Los mismos porque era un vuelo charter de unas 40 personas, los mismos que llegamos nos íbamos y aún así, ellos se mataban por el puesto, como si estuvieran comprando en Mercal. Una costumbre. Además, se quitaron los brazaletes del hotel y estaban tirados en el suelo…quién más sino venezolanos??

 

Y cuando aterrizamos, la gente que los recibía, hacía la pregunta nefasta, que ya he comentado en otras ocasiones acá “¿Cómo recibieron ESE año?” Sin duda, volvimos a la realidad.

 

Al día siguiente me conecté y me encontré con la terrible noticia de la muerte de Jacinto López. No lo conocí, sin embargo, un día me agregó en Facebook y le pregunté, como suelo hacer con la gente que no ubico: “¿de dónde?”…y me respondió “De la radio y del blog, Edelweiss”. Feli fue su tutor de pasantías y hace un mes me encontré a su padre en una actividad en Guama, con proyectos para desarrollar en la Uney. También lamento mucho lo que pasó Marapacuto, buen amigo, que estuvo a su lado en la tragedia….

 

Así empiezan todos los años: cosas buenas y malas…y seguimos pidiendo y esperando  por las buenas.

Anuncios

enero 5, 2009 - Posted by | Cuentos de camino

6 comentarios »

  1. Felijañooooooooo! (yo felicito hasta el 6 de Enero, así que te la calas) xD

    Que finos tus relatos como siempre, aunque sin la quejadera uno duda acerca de quién lo escribió… jajajaja pero se le quiere igual.

    Bienvenidos de vuelta a este manicomio!

    Comentario por adriale | enero 6, 2009 | Responder

  2. Awwwwwwwwwww que beeeeeeeella ❤ Amo a la Edelweiss IN LOVE, es menos quejona.

    Felicidad para ambos, forever. Beshitos y nos vemos el 17 en la radio.

    Comentario por Bel | enero 6, 2009 | Responder

  3. ..Feliz Año…!!

    De verdad que tiene que ser demasiado bueno, el servicio, el sitio y la atencion…si no encontraste motivo de queja jejeje..!!! Voy a ir a alla a comprobarlo yo mismo …

    Por cierto..me mude: http://tuqueque-tuquequeagain.blogspot.com/

    Comentario por tuqueque | enero 6, 2009 | Responder

  4. jaja tamos en la fecha entonces, Adri: Felijaaaaño!!!..”este año te toca a ti!”, no?? jeje 😉

    besos para ti también Bel, nos vemos allá!!..muy beio lo que me escribiste en tus blogs de 2008 (L)..thanks!

    Lo es, Tuqueque, palabra, tienes que ir…cómo es eso?? blogspot??? iré, iré….

    Comentario por edelweissvoice | enero 6, 2009 | Responder

  5. Que bueno que hayas disfrutado tanto, recordé mi viaje a Cacún y es que el servicio en otros países, incluso Latinoamericanos, son apoteósicos, aman realmente lo que hacen.

    Bienvenida a tierras Venezolanas, felicidades por tu nuevo status y mucho éxito en todo 🙂 Ah FELIZ AÑOOOOOO jejejej yo lo digo hasta el 14 de Enero

    Comentario por Nacarid | enero 7, 2009 | Responder

  6. punta cana lo ma mejor

    Comentario por punta cana hotels | mayo 4, 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: