Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Los invitados

Una de las partes más difíciles del proceso. Siempre se empieza con una lista y se termina con otra. Lo más complicado es que hay varios tipos de invitados: los que no quieres que vayan pero es un gran compromiso; los que tus padres quieren que vayan; los que se desencadenan porque si invitaste a este, tienes que invitar al otro; y los que tu quieres a toda costa que vayan, que siempre son menos.

 

Con la boda en la playa hemos tenido una gran limitante con esto de los invitados: solamente pueden abordar el catamarán 80 personas incluyéndonos. O sea, tenemos 78 cupos para invitados, contando padres, hermanos, etc. 80 parece mucho, pero en uno, dos grupitos, se acabaron los cupos.

 

Hay gente que me ha dicho “lo chimbo es que caben pocas personas”. Eso no es chimbo, es lo mejor y más práctico del mundo, sobre todo para quienes no nos gusta el protocolo, ni invitar gente sólo para quedar bien o porque hace 10 años nos invitaron a la boda de sus hijos, y muy en especial para quienes no queremos gastar 50 millones de bolos haciendo una rumba hasta el amanecer para un gentío que ni pendiente. Los limpios, pues.

 

Además de los pocos cupos está el hecho de ser en otra ciudad, el desplazamiento, la fecha navideña. Entonces, el que va es porque de pana nos quiere mucho jaja o tiene muchas ganas de ir a la playa. Y sí, debo reconocer que el escenario le da mucha curiosidad a la gente y quieren ver cómo es que es la cosa por fin.

 

El problema por supuesto, comienza con la familia. Nosotros somos 3 gatos en cuanto a familia directa, es decir, no tengo hermanos, Feli no tiene hermanos, mi mamá tiene una sola hermana que no tiene hijos. Pero tenemos muchísimos primos cercanos que tienen grupos familiares muy grandes: muchos hermanos, muchas esposas y muchos hijos. Todos son panas, pero no todos pueden ir. Comencemos a delimitar: dos representantes por familia, que ellos decidan.

 

Ahora, la familia de Nel es muchísimo más grande. Tiene 5 hermanos hijos de su mamá y su papá, pero tiene unos 20 (sin exagerar) hijos de su papá, muchos de los cuales tienen hijos de su edad, que vendrían siendo como sus hermanos-sobrinos como les digo yo. Nel tuvo un filtro más apretado que el mío porque tuvo que repartir la cosa entre sus más cercanos realmente y hoy, a tres días del magno evento aún repasa la lista con dudas entre primos, padrinos y sobrinos.

 

Además, su mamá –que aún no ha asimilado bien cómo es la cosa- todos los días le sugiere un invitado nuevo. “y no vas a invitar fulanito??”, “yo quiero que también vaya menganito”…Nooo, nadie dijo que era fácil. Yo suelo hacer un chiste cruel, y es que como Nel ya se casó una vez, le digo que no invite a los que ya fueron a su otro matrimonio. Total, ya cumplieron el objetivo ja!

 

Por mi parte también me ha tocado responder a eso de “no vas a invitar a fulanito?”…pero como mi mamá a diario ha visto el desarrollo y metamorfosis de las listas, lo entendió rápido. Sin embargo, para ella no dejó de ser traumático el hecho de recortar las invitaciones, sobre todo cuando mi mamá ha sido una gran organizadora de mis eventos desde que cumplí un año e invitó a 80 niños. Saquen la cuenta.

 

Por eso, inventó hacer el civil como lo hicimos, cumpliendo ese propósito, y la pasamos muy bien con un montón de gente que no está en la lista del catamarán. Ella se desquitó invitando a las tías, los primos, sus amigas con familia, los amigos de Feli, y yo también pude invitar por ejemplo, a algunos de mis panas del rock and roll barquisimetano, a La Mega en pleno, a mis compañeros de trabajo y carretera, que bueno, no van pal otro. Muy práctico en realidad y todos quedamos contentos.

 

Por supuesto, no hicimos tarjetas de invitación. Demasiado real para un papelito con instrucciones que al final, a la gente no le queda más que botarlo. Ayer casi me da un paro respiratorio cuando La Nerd me dijo que a su cuñada le presupuestaron 5 millones de bolos por las invitaciones. Noooooooooo, demasiado absurdo. ¿Qué hicimos? Llamamos y mandamos la cosa por correo. Eso sí, los hemos ladillado mucho porque como verán, sería demasiado chimbo perder un puesto, así que hemos estado encima de la gente para que confirme y reconfirme si de verdad van a ir. Agradezco mucho a los que de una dieron su respuesta, y tenemos a un par que desde ya sospechamos que nos van a echar el carro durísimo. Hay otros que quiero ahorcar porque todavía hoy, no saben, pero como están en la lista de Nel no los puedo ahorcar yo jaja.

 

Aunque a casi todo el mundo le da ladilla ir a las bodas, siempre hay alguien que quiere, siempre hay alguien que pesa haber dejado por fuera, pero ni modo, no es un “evento magazine” de 500 invitados. En fin, mi lista quedó definida entre: primos, amigos de toda la vida y algunos panas de la radio, y creo que todo el mundo entiende de qué va la cosa y por qué no puede ir toda la humanidad. Espero que no me vaya a pasar como con el civil, que gente que casi ni devuelve el saludo, me decía con sorpresa y tono de reclamo “Supe que te casastesssssssssss”, como lo enumeré en mi miniblog. La gente es como loooca.

Anuncios

diciembre 18, 2008 - Posted by | Cuentos de camino

4 comentarios »

  1. ¿Ah…y los bloguers?
    ¿Los bloguers no vamos a ir acaso a ese guateque?

    Podemos matar dos pájaros de un tiro y hacer incluso una Beer&Blogs al lado del catamarán ese…te prometemos que nos portamos bien…nada de locuras.

    En serio, una buena idea es llevar algunas balsas de goma como las que usan los comandos especiales que caben ocho personas full equipo….y quien quita que hasta caiga en una de ellas el ramo ese que ustedes tiran a los invitados…

    Comentario por enigmas PRESS | diciembre 18, 2008 | Responder

  2. “Aaaay, y con lo que me gustaría ver una boda en la playa, yo nunnnnca he ido a una” …cuántas veces te han dicho ya eso?? jajaja

    Me uno a la idea de Gandica, porque boda sin arroceros no es boda (por mucho que la quieras hacer diferente)… es más, apuesto que los novios hasta terminarían pasándose a los botes, porque como siempre la rumba está más encendida del lado de los ‘ilegales’ xD

    Comentario por adriale | diciembre 19, 2008 | Responder

  3. Epa Edel, “supe que te casastesssssssssss”. Jaja, qué fino, no sabía. Me anoto pa una de las balsas tipo comando especial, porque ni que te vayas pa las Islas Malvinas te salvas de los arroceros (¡¡guateke!!). Ya con seriedad, mis mejores deseos para tí, tu marido y ambos dos inclusive. Que gozes un puyero y que te vaya muy bien en tu matrimonio =)…

    Comentario por dj alejo | diciembre 20, 2008 | Responder

  4. jajaja láncense puessssss…tan muy chistosos!!

    gracias, gracias 😉

    Comentario por edelweissvoice | diciembre 20, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: