Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Los alumnos…

Desde que tengo memoria he escuchado los cuentos de mis padres –ambos profesores- acerca de los alumnos. Recuerdo haber oído de Feli que llegó un momento en que no diferenciaba a los alumnos que tenía en el liceo de los que tenía en la universidad, porque cada vez eran peores.

 

Mal preparados, jamás siguen las instrucciones, ahora se copian todo de Internet y por supuesto, nunca les falta una excusa para no asistir o no entregar las asignaciones. Cualquier cosa que refiera de modo general acá quedaría corta para la cantidad de cuentos buenos que Feli tiene acumulados, sobre todo con los estudiantes de Comunicación social en la UFT…son parar morirse. A veces de la risa y a veces de la tristeza.

 

Yo tengo una actividad incipiente como docente, con apenas seis clases repartidas en tres días. La mayoría de mis amigos dicen que yo sería de los profesores detestables, que raspan, tumban puntos por cada error ortográfico y no perdonan  una inasistencia, ni pasan un justificativo. Y sí, la verdad es que así sería….a quién quiero engañar? jaja

 

Pero mi recién nacida práctica docente en la UNEY no me lo permite porque se trata de un diplomado en Servicios Turísticos para la formación de personal en esa área. Unos con experiencia en el trabajo pero sin formación académica, otros que apenas están descubriendo la vocación y algunos que quieren empezar a experimentar en ese campo.

 

El mecanismo es una cosa bien abierta y flexible totalmente, porque la intención es que ellos se formen y aprendan sobre la marcha, además en unas instalaciones espectaculares de la Posada Escuela Colibrí, de la UNEY. No puede ser el caso de raspar a unos estudiantes de comunicación social que se copian entre ellos en los exámenes y escriben que la primera película fue dirigida por “el mago Lumiere”, en vez de los hermanos (testimonio de Feli).

 

Tengo dos grupos muy heterogéneos, la mayoría de ellos trabajadores y con disposición a aprender, y algunos se perciben muy emprendedores. Y aunque la verdad no me puedo quejar aún porque estos pocos días han transcurrido bastante bien, hay cosas que no dejan de sorprenderme aún siendo tan lugar común en estos casos, estilo las que oigo de mis padres, las que yo oía de mis panas cuando era estudiante y que ahora oigo dirigidas a mí directamente.

 

Mandé a ver una película (Elizabethtown) para que hicieran un análisis de los elementos turísticos siempre presentes en ella, según unas preguntas que debían responder. Tuve la clase con el primer grupo y fue genial, todos lo hicieron súper bien, la discusión fue mucho más buena de lo que yo esperaba, y aunque no faltaron los que no lo hicieron y pidieron chance, en general estuvo excelente. Cuando arranqué con el segundo grupo, el escenario fue totalmente distinto: no la vieron. Por diferentes razones, pero no la vieron, predominando que la copia que se llevaron no se veía bien. Igual había dejado otra copia en la universidad para que la quemaran de allí y no la usaron. Sólo tres de ellos la vieron –voluntariamente la bajaron de internet- y una sola se lo tripeó. Ok, no todos reaccionan igual, obviamente, y no todos quedan igual de conformes con las actividades. Si lo sabré yo que casi nunca lo estaba jaja, pero lo hacía todo, difícilmente dejaba pasar algo de la fecha o manifestaba poco interés en hacerlo aunque me resultara aburridísimo. Pero yo era una nerd entregada.

 

Sin ninguna exigencia de presentación –incluso pueden mandarme todo al correo o entregármelo escrito a mano-, repiten sin parar cosas como: Lo hice pero lo dejé en la casa, lo hice pero me faltó algo, no me abrió el pen drive, usted tiene Gmail y yo Hotmail (¿??) y el correo no pasa, y así….

 

Inicialmente, lo que me preocupaba más era que se me acabara la clase y me quedara mucho tiempo todavía. No me ha pasado, pero aparte de eso ahora puedo entender el por qué de tanto profesor loco y antiparabólico, tanto profesor incapacitado por el IPASME. Cómo manejar por ejemplo situaciones básicas como:

 

-Si no entregan el trabajo que es para hoy. Les doy chance para el próximo martes pero tienen una nueva asignación y se les junta: “profe y hoy va a mandar otro trabajo???? Porque entonces tendremos que hacer dos!!! Si no hicimos uno, imagínese hacer dos!!!”… Lo que depende de si usted mismo se los deja acumular.

 

-Ay profe es que los chamos, el trabajo, limpiar la casa, tengo gripe….lo usual.

 

-Y la habladora en clase!!! El salón tiene mesas donde se sientes tres o cuatro juntos, y hay grupitos, sobre todo de la segunda sección, que desde que se sientan no paran de hablar y jamás prestan atención. Eventualmente, se enderezan cuando empiezo hablar con mi afortunado tono alto y como que les da pena, pero luego siguen la cháchara hasta que pregunto algo. Ayer se las tuve que cantar un par de veces, con toda la diplomacia que tengo en reserva para no decirles “si no les interesa, arranquen” jaja.

 

-El segundo día aprendí que: Si les mando las asignaciones por correo dicen que no les llega o que no todos se conectan; si se las escribo en la pizarra les da ladilla copiar; si se las dejo para que le saquen copia, no le sacan; entonces hay que entregárselas en sus manos a todos para que no haya excusas. Claro, como de costumbre hay sus excepciones, no todos son iguales, es una visión general, y creo que es una característica natural del hecho de ser estudiante, es como genético, no sé, pero es lo habitual y en realidad, no me parece extraño.

 

Pero bueno, creo que no es NADA. Van pocas clases, la verdad lo he disfrutado y como que voy en góndola…

 

Manifiesto mis respetos para todos mis amigos y familiares profesores que me leen acá. La paciencia (o la ulterior locura docente) es su divisa jaja….De todas maneras me entreno para raspar a estudiantes de comunicación social que no sepan la diferencia entre “hay”, ahí” y “ay”, pronto, pronto…

Anuncios

noviembre 5, 2008 - Posted by | Gajes del oficio, La gente es así

5 comentarios »

  1. Imagínate cuando la “teacher” tiene más pinta de estudiante que de profesora…es un lío que te respeten. Pero de tooodo el grupo, siempre hay un alumno que te hace pensar e investigar, porque está a tu nivel o simplemente lo sobrepasa (aayy que cute estas palabras, me asombro cuando escribo como gente GRANDE).

    Muakkk ❤

    Comentario por Bel | noviembre 6, 2008 | Responder

  2. epa, sí…pareces seria: es como oírte por la radio jajaja 😉

    Eso también me pasa, tengo varios señores de alumnos 😐

    Comentario por edelweissvoice | noviembre 6, 2008 | Responder

  3. No entiendo nada. Pero nada de nada….
    Vamos, que te has convertido en “una más”… Y eso que acabas de empezar como profesora. Cuando sigo “una más” me refiero a una profesora más con el síndrome de la quejadera; todo son problemas; los alumnos cada vez están peor preparados….. bla bla bla.
    Lo que si es verdad es que hasta ahora, y me imagino que me darás la razón, no hace falta saber enseñar para ser profesor. Con tener estudios vale. Ahí está uno de los grandes problemas (ESTA CUÑA ERA PARA GANARME EL RESPETO AL SER CAPAZ DE ESCRIBIR AHÍ SIN QUE SE ME PARE EL CEREBRO): El profesorado en una parte no tiene ni los conocimientos necesarios (DOMINAR LO QUE IMPARTE), y por otra parte no sabe ENSEÑAR. Esto último, que a veces se obvia, es un tema muy delicado. Por mi experiencia personal, la mayor parte de los profesores que he conocido, son lamentables. No tienen ni el conocimiento de las materias que imparten, ni la paciencia para enseñar ni la empatía ni nada de nada… todo esto unido al sistema educativo tan entretenido, consiguieron que dejara de ir a la mayor parte de las clases (Total, para que me lean algo ya están los libros, y afortunadamente soy de los que sabe leer).
    Todo no es malo, con todo este tiempo ocioso que tenía, me dediqué a otras cosas mas interesantes.
    Recuerdo una conversación con un profesor, en la que me confesó que uno de los grandes problemas era que mientras que sus alumnos siempre tenía la misma edad, él era cada vez mas viejo, por lo que la diferencia cultural y generacional, unido a lo amargado que se vuelve uno al envejecer, y unido a su vez a impartir año tras año lo mismo como si fuera un loro, y unido al sentimiento de que la vida pasa al lado de uno sin tener el timón …..y bla bla bla, convierten el dar clase en una autentica tortura, tanto para el profesor como para el alumno.
    !!y además hay que tener un respeto al profesorado!!! De ninguna manera , el respeto se lo debe ganar uno : a la antigua usanza (la “A” con sangre entra mejor) o con las nuevas tecnicas educativas (el profesor “colega”). Eso si, hay que valer para cualquiera de las dos..
    Pero en tu caso????
    No lo entiendo.
    Lo de la película? Normal que no la hayan visto. Es un bodrio. Haber hecho una actividad alrededor de Kill Bill o algo mas entretenido (Si llegas a elegir una de Kurosawa seguro que alguno se suicida).
    Lo de las disculpas por no haber hecho las actividades? No entiendo que la gente de cierta edad tenga tan poco criterio como para decir a la cara NO LO HE HECHO. sin más.
    Respecto a la habladora de clase… si tuviera algo interesante que oir (o tener en la boca) no daría tanta guerra…..
    Yo tuve la gracia o desgracia según se mire de ser profesor de fisica quimica matematicas dibujo (imaginate que puerros) y la verdad es que tengo bastante experiencia en que la gente te mire como las vacas al tren. Así que en cuanto tuve oportunidad lo dejé.
    Por cierto, en esas horas que no iba a clase, me dediqué a aprender fotografía, y como venganza, acabé siendo profesor, que por supuesto dejé también en cuanto tuve oportunidad….

    Como comprobarás, yo no tengo un blog en el que escribir…

    Comentario por masmola | noviembre 7, 2008 | Responder

  4. Bueno, masmola….

    1. lo del síndrome de la quejadera no tiene nada que ver con ser una profesora más. Es primera vez que entras a mi blog? porque lo tengo inicialmente, para quejarme de absolutamente todo, así se ha ido formando y así la gente lo conoce.

    2. tienes razón con lo del dominio, la enseñanza y lo que te dijo el profesor, pero….. Si la película es un bodrio o no, ese no es mi problema, era una asginación y punto. Si yo no hubiera hecho las cantidad de asignaciones aburridas que me mandaron en la unviersidad no me hubiera graduado con el promedio que me gradué. Es decisión de cada quien, creo. Y Kill Bill me gusta mucho más, pero no tiene absolutamente nada que ver con la materia que estamos abordando.

    3. Bueno, con la experiencia que tuviste como profesor, serías bastante abierto para aceptar trnaquilamente que en vez de la asignación recibieras un “no lo he hecho”. Yo, dictatorialmente, no lo acepto. Y la habladera es natural en todas partes, en la unviersidad donde trabajao he escuchado las charlas más interesantes de la vida y nunca faltan los desubicados que se están durmiendo o están cuhicheando. Es una actitud natural de la gente, una mala costumbre en todos los niveles educativos.

    4. Sí, deberías abrir un blog o comentar más corto.

    Comentario por edelweissvoice | noviembre 7, 2008 | Responder

  5. Como dijo Axl: Welcome to the jungle

    Comentario por Oz | noviembre 10, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: