Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

También odio a El Nacional

(o por lo menos a su sistema administrativo)

En ocasiones anteriores he contado de la sensibilidad que he perdido cuando la gente se muere, por la ladilla que implica publicar un obituario. Mi post anterior sobre Eugenio Montejo, lo escribí al día siguiente de su muerte, sin saber lo mucho que iba a odiar semana y media después su bendito obituario publicado en El Nacional.

 

Superado el trance del diseño, la foto, el texto y todo lo que tenía que ver con la parte física, viene la parte administrativa, que es sin duda la peor de todas. El terror empieza cuando ya se sabe que la publicación debe ser en El Nacional, que será el periódico más vendido y más leído, pero es donde tienen los departamentos más insufribles, cerrados y antiparabólicos: Avisos, negocios, facturación.

 

Entre las malas mañas de El Nacional, SIEMPRE tienen un conflicto para el envío de las facturas, por juegos trancados como: ellos no las mandan sin las retenciones de impuestos, y en la UNEY no hacen retenciones sin tener la factura, ¿entonces? que me coma el tigre; por la impuntualidad o porque simplemente, las pierden, en el departamento de la UNEY, los odian a muerte y con razón. Pero ese pequeño odio, que en mí es mayor –lo juro por Madonna- hizo entonces que yo arrastrara con el muerto, literalmente.

 

La cosa es así: cuando una de las chicas de administración ve la orden de pago y lee las nefastas letras de El Nacional, me dice que ella no va mandar a procesar ese pago con un cheque (que es lo normal), porque El Nacional siempre queda mal con las facturas, y que después ella tendría ese rollo administrativo por tener ese hueco y de paso estar llamando a cada rato…. que si quiero, lo pague yo.

 

Yo obviamente, no quería, en principio, porque nunca me ha gustado pagar con mi tarjeta ese tipo de asuntos porque me parece que debemos tener otra alternativa administrativa, y realmente nos ha costado mucho dar con ella, sobre todo en El Nacional, donde parece que tienen cerradas todas las puertas. En El Impulso ya lo logramos, pero la pesadilla de El Nacional no tiene fin. De hecho, ese mismo día, el director de presupuesto -debido a mi histeria cada vez que esto ocurre- llamó para plantear alguna solución y nuevamente fue engavetado.

 

No me gusta pagar con mi tarjeta, pero en el momento de estrés, hay que resolver, publicar un obituario, mínimo, quita todas las horas de la jornada aunque no lo parezca. Así que pese a estar toda la vida en desacuerdo con pagar personalmente este tipo de servicios, lo hice con mi fiel y nunca atrasada Visa, para luego solicitar un reintegro cuando me enviaran la factura por fax, como ya lo había hecho, un par de veces anteriores. Craso error. Es como si me hubieran dicho “tírate por la ventana” y yo fui y me tiré.

 

Después de hacer el pago, la misma niña de administración me dice …”ahh pero sabes qué, el reintegro no te lo vamos a hacer con la fotocopia de la factura enviada por fax, tiene que ser la original”. Yo pregunto “y desde cuándo es eso, porque antes ya lo he hecho así”. Y la respuesta fue “bueno, desde hoy, porque ellos son muy irresponsables con las facturas”.

 

Evidentemente, ella tiene razón…pero qué pasó? Trance resulto con trance resuelto se paga, no? Es decir, ya solucionamos cómo publicar porque ya se pagó el aviso, entonces págame a mi con la fotocopia de la factura, y después sin la urgencia de la fecha, se monta la cacería de la factura. Pero no, yo le hice el favor de la vida, porque el obituario salió publicado a tiempo, lindo, bello y conmovedor, pero le ahorré el trabajito inmamable de estar detrás de la factura, para cuadrar las cuentas y papeles de la universidad, mientras yo, entonces tengo una deuda de un millón de bolos en mi tarjeta, sin contar que me llegó la fecha de corte y yo aún no tengo la estúpida factura.

 

Claro, esta parte fundamental, es culpa de los ineptos e incompetentes de El Nacional que no colaboran en absoluto. Primero dicen que no la van a enviar, así de plano. Luego sale una samaritana que aparentemente quiere llevar la fiesta en paz y me dice que me quede tranquila, que tendré mi factura el día jueves 12. Hoy es martes 17 y aún no la tengo. Luego ella misma me da un número de guía de un sistema prepago que tienen con Aerocav para que le haga seguimiento al sobre, cosa muy difícil de hacer porque jamás ha salido de las oficinas de El Nacional. En fin, entre llamar a diario a Aerocav, donde me dicen todos los días que no tienen nada para la UNEY, y llamar a El Nacional, donde me dicen todos los días que “hoy sí” me van a mandar la factura, me da un crisis de furia contra todos los obituarios de toda la gente que se ha muerto y que está por morirse.

 

Hoy hice un último intento con la encargada de negocios del periódico, y tuve que hacerlo con mi poco tono diplomático, porque además de que no lo tengo, no me parece que deba usarlo frente a la incompetencia de ellos como si me estuvieran haciendo un favor enorme. Tampoco tienen claro el concepto de cliente, claro está. Le dije que me buscara mi factura y que no me mande nada, que yo veo cómo rayos la voy a buscar. Ella me dijo “ok, yo voy a averiguar y te escribo”. Eso fue a las 8 y 30 a.m. y por supuesto, a las 3 p.m. no me ha escrito, y lo mucho que me temo es que entre facturación, ella y el mensajero que nunca va a Aerocav, mi facturita se haya perdido.

 

Lo peor es que nunca tuve la copia, porque cuando pedí en facturación el pasado lunes 09 que me la mandaran por fax, me dijeron que eso ya estaba empaquetado vía San Felipe, o sea….hace más de una semana.

 

Pero me lo tengo merecido por bolsa, por decir toda la vida que estoy en contra de algo e irme de boca a hacerlo para “resolver”. Ahora tengo que parir para poder cobrar esos reales, mientras me dicen que siga persiguiendo la factura al mejor estilo del gallo pelón. Mucho me gustaba Eugenio Montejo, pero tampoco como para pagar de mi plata un millón de bolos en su obituario. Menos cuando no me gusta cantar cumpleaños, dar feliz año, ni pésames. 

 

Ahí es cuando vuelvo a pedir…Dios mío, por favor que no se muera más nadie.

 

..y claro, sigo llamando a El Nacional y Aerocav, en la mañana, en la tarde y en la noche every single day….

 

Anuncios

junio 17, 2008 - Posted by | Crónicas Amotinating, Gajes del oficio | , ,

11 comentarios »

  1. Lo siento anairene mi comentario no es muy alentador, pero apurate y recupera esa plata mira que los intereses de tarjeta subieron una barbaridad.

    Comentario por la chupetica de ajo | junio 17, 2008 | Responder

  2. Por cierto, se me olvidaba, te vi en el impulso en la conferencia el pasado lunes, estaba como a cuatro puestos del tuyo en la misma fila.

    Comentario por la chupetica de ajo | junio 17, 2008 | Responder

  3. ohhh ese es nuestro punto de encuentro jaja..la cosa es que yo no sé quién eres tu. El jueves voy otra vez a la de Nelson Garrido. Si vas, nos vemos allá…o “me ves” allá. Salúdame chica! jaja

    Comentario por edelweissvoice | junio 17, 2008 | Responder

  4. Chama, que chimbo que te haya sucedido eso. Yo estoy también en total desacuerdo en desembolsillar dinero de uno para cuestiones de trabajo (cuando uno es un asalariado, muy lejano de ser el dueño de la bodega)…..A veces en las oficinas se desarrolla un mal entendido sentido de la “lealtad” que hace que la gente haga cualquier cosa (dar dinero, quedarse hasta tarde). cuando ni eso se retribuye económicamente…ni nadie te lo agradece..Ojala recuperes tu dinero…!!!

    Comentario por tuqueque | junio 18, 2008 | Responder

  5. yo te entiendo perfectamente, uno a veces hace cosas como esa para solucionar aunque genere un problema a uno mismo. Con mas razon se hace si sientes el compromiso con la empresa, lo que no debe pasar es que se convierta en costumbre o abuso de tu disposición.
    ahhh no me reconoces con esta seriedad verdad?

    Comentario por Maraco | junio 18, 2008 | Responder

  6. Bueno “te vere” allá, una amiga va y me pidio que la acompañara,pero no te puedo saludar porque tendremos que salirnos antes y, yo me mantengo bajo anonimato, por ahora.

    Comentario por la chupetica de ajo | junio 18, 2008 | Responder

  7. Ya me llegó la factura! Después de llamar por casi dos semanas seguidas (incluyendo sábado), y enviar correo con la misma insistencia. Porque una cosa si tiene El Nacional: si te faltan diez céntimos en el pago, no publican. Pero aunque tú les supliques que te manden la factura a tiempo, ellos no lo hacen ni por equivocación. Pero voy en góndola, al menos la mandaron.

    Claro, ahora el trámite para que me hagan el reintegro, hacer el depósito, etc, son unos diítas más.

    Es cierto lo que dicen Tuqueque y Maraco, básicamente es por el compromiso de hacer las cosas, pero como ya se ha vuelto una rutinita, estamos en la búsqueda de una solución ur-gen-te.

    Comentario por edelweissvoice | junio 19, 2008 | Responder

  8. Estimada Anairene. De verdad que te felicito por tu escrito sobre el nacional. Me parace demasiado pertinente el tema, pues el detalle es que aqui hay un problema de lo que llamamos los especialistas en gestión del servicio “MOMENTOS DE VERDAD” y no son más que aquellos momentos en los que el cliente entra en contacto con el servicio y la forma con la que éstos son prestados. Si bien es cierto que el EL NACIONAL es el periódico que más se lee en el ámbito nacional, y trabajan bajo una “visión de 360º” ésta debe incluir el momento de verdad de facturación, (eso tambièn forma parte del servicio). Te doy un dato: Ellos tendrán el 8 de Julio un Foro Mundial sobre Atención al Cliente.¿Qué tal? buenisimo que se les refrescara un poco esto.
    Como te escribo esto te escribo lo otro: está claro en un tu narración que al periódico simplemente no le interesa el procedimiento que tienen donde tu trabajas a la hora de encargar un servicio. Entonces cabe la reflexión de evaluar ¿Que tan buen cliente fue la institución?¿Qué harian de manera diferente?
    Saludos
    Raul Alfonso Camacho
    Coach Empresarial para la Calidad del Servicio
    y Cirquero

    Comentario por Raúl Alfonso Camacho | junio 20, 2008 | Responder

  9. JAJA todos los que trabajan en El Nacional deben asistir a juro a ese foro! Bueno, la institución siempre ha sido buen cliente y además, con mucha frecuencia. Nunca ha habido una falta de ningún tipo, es más, una vez nos pasaron un presupuesto con un error, porque faltaron 10 céntimos, y por esos 10 céntimos que no estaban reflejados en su presupuesto, no nos hicieron la publicación, aún y cuando el error era suyo. O sea, uno es el que se la sigue calando como cliente, pues.

    Saludos.

    Comentario por edelweissvoice | junio 20, 2008 | Responder

  10. Coooo no imagino tu molestia pero
    GRACIAS A DIOS YA TENEIS EL MONEY!!

    besooos amiga.

    Comentario por Vero | junio 21, 2008 | Responder

  11. http://www.obituariosenlinea.com/
    A ver si es más eficiente (aunque no creo que publiquen alguno todavía, no me imagino a la viejita tecleando cada mañana para enterarse de si ha sobrevivido a todas sus amigas)

    Comentario por Oz | julio 8, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: