Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Cyrano: “la mala vida, la mala vida”

cyrano21.gif

Esta semana leí en El Universal la reseña del estreno de Cyrano Fernández en el mismísimo barrio donde fue grabada. La nota del periódico me entusiasmó a verla, cosa que por supuesto tenía pendiente por hacer, porque como saben los consecuentes por acá, yo no me pelo una película venezolana, por lo tanto, no pierdo las esperanzas (algunas veces gratificadas).  Sin duda que me agradó el cuento de haber llevado “el cine a la comunidad”, en el que relataban, cómo se había armado una sala de cine en pleno barrio, con las birritas y la algarabía características de quienes lo habitan y tuvieron su momento Kodak al verse como extras en la pantalla o al gritar “¡esa es mi casa!”, cuando salía su rancho como locación. También contaban cómo los invitados: Leonardo Padrón y Tibisay Lucena, entre otros, además de los actores, incluyendo al protagonista ya hollywoodense, Edgar Ramírez, tuvieron que subir más de 200 escalones para llegar al sitio, como cualquier lugareño. A mi, me pareció fino, pues. 

Pero otra fue la historia cuando fui la espectadora de la película y noté que iba a repetir el mismo cuento en este blog de otra que no me gustó. Yo sé que soy una ladilla y que no me gusta nada, pero los cineastas en este país abusan de la paciencia y la tolerancia del público. Cuando iban 20 minutos de película, estaba convenciéndome de no quejarme tanto, de no encontrar tantos puntos negativos y escribirlos acá, pero cuando se terminó, sentí un alivio enorme, que pocas veces –aún con varias malas- he sentido en el cine. 

Hay cosas que me tienen harta: 

Como espectadora, estoy cansada que desde Secuestro Express, el himno de todos los malandros de todas las películas venezolanas –donde abundan- tenga que ser interpretado por Trece, bien sea con Tres dueños, con La Corte, solo o mal acompañado. A mi  encanta Trece, pero como dicen en Barquisimeto “ya está bueno ya”.

Como espectadora, estoy cansada de que para hacer una escena más “cool” o no se qué otro término parecido, tengan que meter una participación incidental en un momento determinado, de Erika de la Vega, por ejemplo. Antes han sido Carla Tofano, Luis Chataing, Ana María Simon y hasta Osman Aray. Erika repite con esta.  

Como espectadora me tiene requete cansada la actitud tan Cacique de Edgar Ramírez (Cyrano). Lo he dicho hasta el cansancio en este blog porque el pana no puede deslastrarse de ese personaje, digan lo que digan. Pero también he dicho que eso que me pasa con él es tan contradictorio, porque pese a siempre parecerme el mismo, me gusta. Lo que sí aplaudo es el maquillaje, él que es burda de lindo, se veía burda de feo. Y sí, parecía otra gente, hasta que hablaba como malandro bueno, como asesino que tiene corazón, como Cacique, pues. El mismo de El Don, y de otras. Lo distinto es que este era un malandro letrado que escribía poemas, es la novedad. Con todo y lo Cacique, es el que salva la patria, la mejor actuación de la novela, digo, de la película.  

Como espectadora me tiene cansada la cursilería de Alberto Arvelo. Muy bien que haya huido de Los Andes merideños para adentrarse en la plomazón de Caracas –nada nuevo, tampoco, si nuevo en él- pero en medio de una historia tan, pero tan cursi, es como si no hubiera hecho nada. 

En cuanto a la historia, lo peor trabajado fueron los personajes de la protagonista Jessika Grau (Roxana), que por alguna razón ahora está de moda, pero definitivamente no se consagrará por esta película. Y Pastor Oviedo (Cristian). Ambos extremadamente débiles, sin imprimirle ni un poquito de emoción a los parlamentos. Si la ven o ya la vieron, recuerden el momento en el que Cristian le confiesa a Roxana “he decidido unirme a la banda de Cyrano”, con el tono de voz más apático y neutro de la vida. Y por favor, al final, bien pendientes cuando ella, en vez de gritar desesperadamente “auxilio, ayúdenme por favor”, en un momento de gran tensión, lo dice como si se le estuvieran acabando las pilas. (Sí, como una de las locutoras de la tarde-noche de la emisora 94.1 de Bqto). Totalmente nulos, y creo que por eso es que sobresale Ramírez, se le nota la entrega que a estos les escasea por completo.  

Además de mostrar la delincuencia desmedida que se incuba en los miles de barrios como ese desde muy corta edad y la roncha que se pasa allá arriba, la película concentra la historia en un cuento que puede compararse con un capítulo de “A todo corazón” –que era la de mi época-, pero hoy en día sería “Somos tu y yo”. Cuando vean la escena en la que Cyrano le sopla los poemas que Cristian le recita en la ventana a Roxana, ustedes dirán si esa es una historia coherente con personajes como esos.  

Mi amotinamiento siempre me hace contar estas cosas por las que suelo recibir insultos que dicen, entre los mejores, que soy una mente cerrada y que por qué no hago yo una película, qué no sé nada de cine, que si no me gusta Alberto Arvelo no evoluciono y no entiendo nada de nada –ya todos me los se de memoria- pero también, siempre resalto lo bueno: 

Se deben haber gastado un dineral en subir todo ese aparataje a la cota 905 en el barrio San Miguel. El trabajón de instalarse, contar con seguridad, recorrer, fotografiar en un terreno difícil donde, afortunadamente consiguieron mucha colaboración. Fernando Meirelles lo hizo con su master piece Ciudad de Dios, y es genial que se haya hecho algo similar aquí, se nota finísimo el ambiente que se creó en Cyrano Fernández, con la gente del propio barrio. Todo ese trabajo de imagen, de ubicación,  es impecable. 

La música también es buena, creo que en cada escena fue utilizada apropiadamente, aún y cuando Trece no dejaba para casi más nadie. Según leí, el crédito es para Nascuy Linares y Mario de Benito. 

Cuando leí en El Universal me pareció finísima la idea de involucrarlos, de ponerlos a demostrar sus habilidades, de hacer un estreno de ese estilo. Pero sin referirme a la ausencia de un mensaje positivo ni nada de eso, porque yo no tengo esos puritanismos peliculeros, creo que mostrarles en las puertas de sus casas, como dice el guión: “que esa es la vida más peligrosa donde la gente mata y muere a los 12 años, que la sangre corre por las veredas del lugar”, es como un simple reflejo, un “mira en pantalla grande lo jodido que estás”. Tal vez estoy exagerando, pero tengo esa impresión. Bueno, también leí que Arvelo  comentó “seguiremos en contacto con ellos y hemos seguido haciendo trabajos allí”, y que esperan abrir una cinemateca, confiando en el poder de las armas del arte. Amén….ojalá, ojalá. 

De hecho, la canción principal, interpretada por Tres dueños, claro, dice “la mala vida, la mala vida, ¿a quién no le gusta la mala vida?”. O sea… 

Anuncios

marzo 3, 2008 - Posted by | Veo Cine-DVD y poca TV | , , , , ,

16 comentarios »

  1. Aun no he visto la película, confieso que no soy ningún adicto al cine venezolano asi que si la veo bien, y si no bueno que se hace….Lo que si me parece muy canson en nuestro cine es la repetición de temática. Todos sabemos que hay malandros y que hay barrios, y que aqui matan mas gente en un fin de semana, que en Irak en un mes…pero no por tienen que echármelo en la cara los cineastas venezolanos a cada rato, solo para decir que están mostrando la “realidad venezolana”….¿es que no pueden hacer otra cosa?…una de misterio, o ciencia ficción ..digo, al menos para variar…!!!

    Comentario por tuqueque | marzo 3, 2008 | Responder

  2. A mi Betico Arvelo me parece de lo mas pavoso y el Cacique , ni te cuento

    Comentario por estrellita | marzo 3, 2008 | Responder

  3. Yo he sentido cierta renuencia de ir a ver Cyrano (debería, para hacerme mi propio juicio)… aunque yo sí tengo cierta debilidad por el trabajo de Arvelo, me parece que es como la típica película de malandros de siempre. No sé, la veré y confirmaré -o no- mi impresión…

    PD off-topic: Las locutoras de la tarde-noche de 94.1 JAAA! Como las detesto!!! xD

    Comentario por Adri | marzo 3, 2008 | Responder

  4. Treinta años atrás yo opinaba más o menos lo mismo del cine nacional (con algunas excepciones, al igual que hoy). A principios del siglo XX un señor francés llamado George Mèlies descubrió que el cine podía mostrar algo más que la realidad, que fue lo que hicieron los hermanos Lumiére unos años antes, lo cual lo convirtió en el precursor del cine de ficción y le dio a este arte esa dimensión de espectáculo y fantasía que hoy posee. Parece que eso aún no lo sabe la mayoría de los cineastas venezolanos…

    Comentario por feli | marzo 3, 2008 | Responder

  5. No la he visto, y no sé si la veré, tal vez por prejuicio: no puede pasar un pedacito de película venezolana sin groserías injustificadas (a excepción de la mentada de madre de Ruddy Rodríguez en Amaneció de Golpe, con todo el sabor que cabía esperar en un momento de verdadera furia; una de las mejores mentadas de madre que he oído), ó sin mostrar una muerte o un chorrito e’ sangre, como para mantener la atención.
    Repito, no la vi,es sólo mi prejuicio. Si me equivoco, por favor, corríjanme y tal vez me atreva a verla, pero seré siempre fiel a Rostand: Érase un hombre a una nariz pegado. Tal vez en honor a él me atreva a calarme a trece que sigue en sus ídem, ó las plomazones que impiden hacer un viajecito astral fuera de la violencia cotidiana, así sea por hora y media. Puede que vea algo que no capté del narigón de Bergerac.
    Y por Mala Vida soy más fiel a Mano Negra que a 12+1 😉
    Salud

    Comentario por Oz | marzo 4, 2008 | Responder

  6. Tolerancia es lo que le sobra a los Venezolanos, por eso es que nuestro cine esta así, solo le faltan los comerciales de Rindex para hacerla una novela de venevision.
    Los 2 minutos de película “la muerte de niño Teo”, la única escena.

    Comentario por Nel | marzo 4, 2008 | Responder

  7. Bueno, Adri yo me refiero particularmente a la que habla como muñeca sin pilas. Mi tocaya además…jajaja. Me cuentas qué tal la peli.

    Feli, te acordás que te llevé a ver la peor película del cine venezolano? O sea, El caracazo :s

    Oz, puedes verla, para variar. Y yo, también me quedo con Mano Negra, si la vida me da palos.

    Chik – Nel, niño Teo en esta peli es Roger. Si no vieron Postales de Leningrado, no entienden. Nosotros aclamamos los comerciales jeje

    Comentario por edelweissvoice | marzo 4, 2008 | Responder

  8. Casi todo el cine actual es una puta mierda.

    Comentario por GenioMaligno | marzo 4, 2008 | Responder

  9. Es que se podría hacer una película de esas que retratan la realidad cotidiana sin que por eso sea una película mala. Ahí tienen Cidade de Deus, que si bien repite un poco el cansón esquema tarantinesco de contar una historia desde varias perspectivas y fracturar el tiempo narrativo, es una película bastante interesante y hasta fresca. Es una película “de malandros” y dicen groserías, pero por alguna razón estos malandros cariocas me los creo más que los de Clemente de la Cerda.

    Y coincidiré con la opinión de don Feli (parcialmente): igual para contar la realidad hay que mentir un poco para hacerla “más real” aunque suene paradójico.

    Digo, no he visto Cyrano Fernández y puede que no lo haga nunca pero era sólo ese apunte sobre la realidad, la gran pantalla y el espectáculo.

    Comentario por El Fantasma de Canterville | marzo 4, 2008 | Responder

  10. Pana, la cosa es que Arvelo ya entró en la rosca del cine-novelero venezolano, donde los actores y los escritores (Guionistas suena un poco pretencioso para el caso) vienen de la televisón. Ni hablar de las lineas editoriales (???) por llamrlo de alguna manera de las productoras nacionales.
    El barrio es el mismo de Macu, es decir mostrar la miseria venezolana es lo único que les da chaché como cineastas. y eso que Arvelo hizo buenas cosas con Tocar y Luchar por ejemplo.
    Aunque el cine nacional ha dado un gran paso, como la promoción y el apoyo snobista del publico, pienso que nunca echara pa´lante mientras Cacique sea el nuevo Guillermo Dávila. Pienso que el pana Edgar no está encasillao, sino que el tipo no actua, sólo es lindito y tiene éxito con las mujeres (Incluso con las críticas de cine caníbales como las periodistas de la UNEY) que aunque sepan que no actuan van a bucarlo en la pantalla grande. Al igual las actrices que d vaina sben hablar bien, pero menean las tetas como dios manda.
    En fin, ni pienses que no apoyo al cine nacional, lo hago, mi mente es abierta y no hago una puta pelí porque no me dedico a eso, yo soy cocinero y hago teatro.
    saludos desde mi bastión libre de contaminación modistica y snobista.

    Comentario por Antonio Gámez | marzo 9, 2008 | Responder

  11. Amigos, nuestros actores venezolanos, cada vez mejor, la calidad de sus interpretaciones y sus diferentes facetas nos dan a entender que Nuestro Pais puede dar mucho muchisimo en calidad profesional y calida actoral, ahora lo que si nos debemos todos los integrantes de la nave espacial llamada Venezuela Es Amor por todo lo nuestro, siempre hoy, mañana y siempre PRIMERO DEBE SER LO NUESTRO, NUESTRA GENTE, NUESTRO PAIS, NUESTRA SENTIDO PROPIO DE UN GRAN PAIS QUE DEBEMOS CONSTRUIRLO TODOS LOS QUE LO HABITAMOS. DIOS LOS BENDIGA … UNA PATRIA GRANDE SOLO SE
    LOGRA CON CONSTANCIA PERSERVERANCIA Y HOMBRES HONESTOS..!!

    Comentario por alberto cristian | marzo 10, 2008 | Responder

  12. y no viste en los créditos uno especial?

    Productor Ejecutivo: CARLOS LIZARRALDE

    no te suena??

    Comentario por el henrique | marzo 19, 2008 | Responder

  13. Ví la pelí, y creo que me paso como a tí, me estaba entuciasmando, pero luego cuando empezó la fiesta me ladilló! en la escena donde el niño mata al otro por lo zapatos me recordó muchiisimo a “Ciudad de Dios”, y luego ese triàngulo amoroso no me cuadró mucho para época con la realidad del barrio. A veces pienso que hay que ser muy soñador para ver ese tipo de películas y mezclar la realidad urbana con un amor de los 80’s. Lo que si me gustó fueron los escenarios.

    Comentario por Mariangel | marzo 26, 2008 | Responder

  14. a mi no me parecio mala! la verdad si es un poco de lo mismo en cuanto al cine venezolanao, que resalta la pobreza que se vive en caracas y las cosas que pasan muchas personas! pero bueno no se niega que tan mejorando! y que los ambientes fue lo mejor, se noto el esfuerzo por hacerlo real!! en cuanto a erika la adoro pero esa ta en todo! la actuacion de edgar fue muy buena! y el maquillaje tambien!

    Comentario por Eliza | abril 15, 2008 | Responder

  15. HOLA SOY MEXICANO Y EL FIN DE SEMANA PASADO ACUDI AL FESTIVAL DE CINE LATINO EN CHICAGO Y DECIDI VER ESTA PELICULA LA CUAL NO ME PARECIO TAN MALA PERO TAMPOCO ALGO QUE NO HAYA VISTO EN OTRAS PRODUCCIONES ANTERIORES Y ES CIERTO LA TEMATICA MUY SIMILAR AUNQUE SI EL ESCENARIO ME ENCANTO Y PARA EL DIRECTOR UN OBSERVACION GRACIAS.

    Comentario por CESAR | abril 29, 2009 | Responder

  16. Hola, hace unos dias vi la pelicula. No soy critica de cine pero si me parece k le falto mucho énfasis a Pastor y a Roxanna en los dialogos y a el Propio Edgar, sobretodo al final de la película. Me gusto la trama, me gustaron los escenarios, ya sabemos

    Comentario por Yazz | septiembre 15, 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: