Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

“Reinventar” las bodas

carruaje.jpg

Este post no tiene nada que ver con el ambiente navideño que se respira y lee por estos lares, en estos días. Sin embargo, todo es relativo, porque como a la gente le da por casarse en diciembre (aunque creo que no es mala porque además de tener vacaciones, hay bono navideño), entonces, una boda un sábado 29 de diciembre, está dentro del contexto. 

El asunto es el siguiente: veníamos llegando de la playa y de pronto a la altura del Country Club de Barquisimeto, comenzando la Av. 20, nos topamos un cuadro en el que se veía un carro descapotable con dos cabecitas que sobresalían, y a mi me pareció que La Sayona había salido a dar vueltas en automóvil.  

Pero no era así, se trataba del clásico teatro matrimonial que casi todos los mortales cumplen, unos más ridículos que otros, verbigracia estos que andaban exhibiéndose disfrazados por toda la ciudad al aire libre. Sólo les faltó saludar cual reinas de la feria….y no sé por qué no lo hicieron, porque si no es con ese fin, para qué hacer gala de sus atuendos de novios-esposos por ahí?   

Nosotros, sin oficio y recién llegando, nos pegamos atrás sin perder el camino hacia mi casa y jamás entendimos la ruta. Para los que viven en Bqto: Subieron por la carrera 18, lo que nos hizo pensar que la boda sería en el Hotel Príncipe, pero no. Siguieron subiendo, cruzaron en el parque Ayacucho y le dieron por la carrera 16 –no recuerdo si también la 14-, hasta la calle 47, y ahí empezaron unas vueltas locas, hasta volver a bajar por la 15. Ahí nos ladillamos y nos fuimos a la casa sin saber donde sería la fiesta. Lo peor es que las calles estaban tan solas como los 1ros de enero, así que no tuvieron mucho público.  

Nos divertimos gratis un ratico, metidos en la caravana en la que todos llevaban luces intermitentes y daban vueltas incoherentemente por Barquisimeto, mientras los novios se “mostraban” como parte del ritual.  

Ya he escrito en varias ocasiones lo mucho que me desagrada este protocolo, que en vez de evolucionar con la humanidad, es arraigado en el modo clásico generalmente, por un empeño femenino, y cada año le suman más elementos ridículos. La foto de arriba es un ejemplo de ello, al punto de que en esta época tan tecnológica y en medio de ciudades colapsadas, algunas quieren ser arrastradas por caballos después de la ceremonia. Los de anoche iban sólo en convertible, sin caballos. 

Al ver a esta linda parejita, me acordé de unas líneas que tenía pendientes para publicar sobre este tema, cuando se presentara la oportunidad. Es de una entrevista que le hicieron a Érika de la Vega en la revista Look Caras, en la que se lee, hablando de las bodas:  

Al momento de fantasear con su propia fiesta, dice que es algo que quiere hacer pero  que le cansa la versión tradicional, con el típico vestido de dama antañona, el cotillón, la hora loca y toda esa parafernalia. “La fiesta de bodas tiene que reinventarse y sincerarse. No quiero sentir que estoy disfrazada con el vestido de novia, quiero algo que se parezca a mi, con lo que pueda moverme con tranquilidad”. 

Son dos verbos claves: Reinventar y sincerar, creo que hace falta mucho de las dos en estos casos. Alguna mujer contemporánea y conocida tenía que expresar públicamente algo similar en pleno siglo 21, a las puertas de su octavo año, es decir, casi cumplida su primera década. Yo sé que hay tradiciones que nunca mueren, pero tampoco deben ser empeoradas, ridiculizadas. Una oficialización del amor no tiene por qué rayar en lo cursi y seguir el mismo guión de todo el mundo, y las mujeres hoy en día no tienen por qué seguir creyendo que si no es así, entonces no es beio. Yo nunca lo he entendido.

Anuncios

diciembre 30, 2007 - Posted by | La gente es así | , , ,

5 comentarios »

  1. Esto esta de moda en las bodas de Caracas http://www.oxybares.com y algo ya mas tradicional http://www.chocofuentes.com.

    Comentario por Luis | diciembre 31, 2007 | Responder

  2. Hace unos dias, pasando por la plaza altamira estaba una parejita de newlyweds montados en la cabina del camion mas inmenso q te puedas imaginar y el novio conducia con la adrenalina a millon. La novia buehh normal medio aburrida. Atras el cortejo de carros de la familia y amigos con sus cornetazos.. XD

    Cada quien se transporta a su modo, pero ellos hicieron un show.

    Saludos!!

    Comentario por Lita | diciembre 31, 2007 | Responder

  3. Plenamente de acuerdo. Este año me casé y puedo decirte que en mi boda no hubo hora loca, velo, bouquet, vestido blanco, liguero ni nada de esas cosas que me resultan tan ajenas (incluso nos fuimos al sitio de la fiesta en el carro de mi esposo, manejando él y sin decorarlo con lazos o latas sonoras).

    El sólo imaginarme allí vestida como un gran suspiro blanco me daba terror; tampoco nos veíamos haciendo el fulano cursillo prematrimonial y casándonos por la iglesia por seguir la corriente o por compromiso.

    Al final todo fue a nuestro gusto y lo recordamos con alegría. Escribí algo de eso en mi blog: http://mzupan.blogspot.com/2007/09/cmo-lograr-que-tu-boda-sea-tuya.html

    Y gracias por el comentario en el Pablog!

    Saludos,

    Comentario por MZ | diciembre 31, 2007 | Responder

  4. luis, es un aporte más de lo que no querré en mi boda jeje

    demasiado bueno Lita, me hubiera gustado ser testigo jaja. saluods también para ti…

    MZ ese post está genial me hace sentir apoyada 😉

    Comentario por edelweissvoice | enero 1, 2008 | Responder

  5. Jamás pensé encontrar personas que coincidieran con mi forma de ser, menos mujeres, que tradicionalmente sueñan con el día de su boda desde que tienen uso de razón y siguen arrastrando una y otra vez esos estereotipos de caminar de blanco y todo ese trance, (porque es una transformación total de la mujer) con el fin último de complacer a todos (mamá, papá, suegro, suegra, hermanos, cuñados, comadre, vecina o todos los anteriores juntos) y de estar tan completamente agotados, acartonados y abrumados como para no disfrutar en su día especial ni un vaso de agua.
    Ser sencillo y sobre todo ser uno mismo es lo que lo va a hacernos recordar ese momento con mucho más cariño que viendo un montón de fotos que ni supiste cuando te las tomaron o que estabas haciendo ni pensando.
    Me apego a la idea de evolucionar y vivir cada momento de nuestra existencia de forma única y no como repetición de lo que más o menos hizo alguien una vez. Saludos Amiga

    Comentario por Keidyta | enero 21, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: