Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

“Patria, socialismo o leche”

Todos ya tienen una historia sobre cómo conseguir leche. En vista de que yo no hago mercado y soy como una residente en mi casa, no acuño anécdotas propias, pero puedo contar que Feli se hizo pana de una china en un abasto, y cada tanto le suelta dos litros de Mi Vaca descremada, precisamente, la que yo tomo. Mucha suerte, o qué?

Eso confirma aquella teoría que tiene el venezolano de la necesidad de tener un pana en todos lados: un pana abogado, médico, mecánico…y ahora lechero, o por lo menos que venda leche, para poder resolver.

Pero lo principal que quiero contar en este post, es el vacilón pro-leche del que fui testigo en el Central Madeirense del CC Los Leones, uno de los supermercados más concurridos de Barquisimeto.

Llegué como a las 6 p.m. al centro comercial, y mientras esperaba que me fueran a buscar, me senté a observar el comportamiento de cada ser necesitado de leche, en una madre cola que le daba la vuelta a la circunferencia del establecimiento. Una cola exageradamente larga, todo por un poco de lactosa, vital para muchos.

En medio del estrés, la desesperación, el cansancio, y la obstinación que de por sí genera el hacer una cola, la gente no dejaba de tripearse su asunto, y a cada rato gritaban las clásicas consignas como: “siiiiiigan votando por Chávez!”, “así, así, así es que se gobierna”…Y las más recientes: “Tooodos vamos a votar No, pero va a ganar el SI”, y la que me desarmó de la risa: “¡Patria, socialismo o leche!”. Pero después de desarmarme de la risa, recordé que por eso es que en este país las cosas se olvidan tan rápido: porque nos acostumbramos a todo, y de paso con buen humor.

Y entonces es cuando se hace una costumbre tener el pana en el supermercado, pagarle 25 mil bolos por un pote de leche a una acaparadora que se para en frente de los chinos del este con una camioneta repleta, anotarse en una lista que hacen los empleados del Central Madeirense para venderle a sus conocidos, comisionar a la comadre de comprarte un sobre o una lata (si es que se la venden, a parte de la suya) para no calarse la cola y aprovecharse del otro, o montar cacería en los abastos, bodegas, mercales, etc, hasta que llegue la susodicha. Pero además de eso, calarse la inmamable cola, entonces con buen humor. Tal como lo hizo ese día el que pasó por el Madeirense y al alejarse, gritó: “Menos mal que yo no tomo leeeeeeche”, provocando la risa colectiva. O aquel que salió del supermercado mostrando un sobre de leche “Huesitos” diciendo: “¡Devuélvanse, que esta leche es muy mala!”.

Y así, aplicar la clásica de “reír para no llorar”, “se sufre pero se goza”, y otras cuantas panaceas con las que nos tendremos que quitar los mareos (o marearnos) entre reforma, acaparamiento, escasez, bombas lacrimógena, 2021, 2037, reelección indefinida, marchas, protestas estudiantiles, generales arrepentidos, ministros y diputados ineptos, y este caos temerario de lado y lado que nos murmura una cuenta regresiva al oído, que indica que nos queda poco….

Pero nada como el de “Patria, socialismo o leche” ….¿o no??

Anuncios

noviembre 8, 2007 - Posted by | Cuentos de camino | , ,

4 comentarios »

  1. pues va a ser que si…! y si quisiera que nos rieramos un rato, te diria que a falta de leche de vaca yo ordeño a mi rottweiler…
    pero hace tiempo dejo de ser gracioso…
    sobretodo para mi rottweiler.
    gran blog!

    Comentario por araya | noviembre 9, 2007 | Responder

  2. y por eso precisamente es que tenemos a Chávez y a todos los dementes de su gobierno poniendonos la pata encima. Basta que inventen una vaina tan loca como la reforma para que nos empecemos a burlar, hacer chistes y por ultimo, acostumbrarnos. Y asi nos vamos a acosutmbrando a todo hasta permitir que nos quiten todos los derechos algo que suena exagerado pero es lo que pasa con todo poco a poco. Y me voy porque tengo que compar leche arrecho. Saludos, flaca

    Comentario por Maraco | noviembre 10, 2007 | Responder

  3. Jajaja… No me habia reido tanto en dias.
    Que manera tan graciosa de relatar la cotidianidad del venezolano de estos tiempos, pues si al parecer aqui todo se toma en juego, y como matrimonio de miles de años nos acostumbramos a todo, excepto al Mr. Burns que se ensaña en contra nuestra. y aunque los precios del petroleo ultimamente se disparan en el mercado internacional, aqui el venezolano tiene la despensa incompleta, lo mas triste es que hay plata para comprar pero no hay que comprar, que ironia… ¿Escasez? No! ¿Quien dijo? en un pais tan abundante lo que sobran son locos, ambiciosos, asesinos, hampa, y delincuencia. Aja! ¿Entonces pa que la Leche? capaz que eso es un plan de Mr Burns para disminuir la poblacion, los Meses Rojos (sangrientos) o a la oligarquia.
    No se sabe! si es que este tipo tomo a Herodes como heroe y esta buscando dejar sin leche al que vendra a ser su sucesor por alla en el Dos mil no se que, para seguir en el poder.

    Comentario por musaromana | noviembre 14, 2007 | Responder

  4. buenisimo este post…saludos

    Comentario por MCKEY | noviembre 17, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: