Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Terror Loganístico

logan2.jpg

¡Finalmente me entregaron mi carrito!!!!…y yo creía que esta frase no la iba a decir nunca. Pero también creía que este post iba a ser el más feliz y emocionado de mi historia bloguera, pero no, estoy total y completamente en shock.

Por alguna razón me quedé petrificada cuando me lo entregaron, pero en serio, sin habla, y sin moverme. Feli me lo sacó de la agencia, valga decir que en Caracas, Altamira, pleno tráfico. Allí tuvo que demostrar sus habilidades de conductor luego de tener más de un año sin manejar –desde que le robaron el carro- y de paso, como el dijo, “redebutar” en la ciudad más caótica del país con sincrónico! Pues yo iba en el asiento de ATRÁS sin tocar ni un botoncito, enteramente paralizada. Ahora, imagínense mi terror al visualizarme frente al volante. NOOOOOOOOOOOOO. Me da pánico.

Yo cometí el gran error de no aprender a manejar adolescente (y eso ha retrasado mi emoción), como hace todo el mundo, por salío, por ganas de robarse el carro de los padres y agarrar pa algún sitio. Yo, cómoda como siempre, esperaba que me llevaran a todas partes y lo fui posponiendo hasta estar como ahora: sin el menor tiempo libre con mi horario, la viajadera, mis deberes de fin semana. O sea, ya que tengo el carro, pues no tengo tiempo de aprender, aunque suene exagerado. Pero es así.

Mi corta experiencia de menos de un mes manejando la he tenido gracias a mis amigas La Nerd y Tibi, quienes cada una en su carro, cada una con su estilo me enseñaron las cositas básicas y me pusieron a dar unas vueltas por El Pedregal. Pero los que me conocen, saben que yo soy muy académica para todo, que a mi me encanta una clase, un profesor que me diga el por qué y el para qué, y aunque no me puedo quejar de mis dos maestras empíricas, me hace falta como un salón de clase. Autoescuela, pues. Pero entre una y otra cosa durante estas ajetreadas vacaciones, no pude conseguir cupo. ¿Hay tanta gente que no sabe manejar?

Son muchos los temas que me dan terror: primero, el ocuparse de tantas cosas a la vez: croche, freno, acelerador, velocidades, volante, retrovisores, que ya es decir bastante. Y encima, el montón de carros que vienen por todos lados –los que van volando, los que se atraviesan, los que se te pegan atrás, los que se comen el semáforo, los que no tienen luces, entre otros-, las subidas donde el carro se va pa’tras, las calles angostas, las que nunca terminan de reparar en Barquisimeto. AUXILIOOOOOOOOOOOOOO.

Sé que quienes saben manejar se están torciendo de la risa burlándose de mi, pero yo lo veo como una de las cosas más difíciles que he tenido que aprender en mi vida. Considerando que a mi casi nada me parece difícil, y no es que me la esté dando de sabionda, pero todos los desafíos los asumo y ya, los hago, y por lo general, bien. Entonces, yo, igual que Latinoamérica, no estoy lista para tanto sabor.

La Nerd me decía que lo más difícil es comprar el carro, y que ahora que lo tengo, no me queda más que manejar, y que si toda la vida había pasado las materias “con mil”, más fácil es conducir un carro. No lo creo. Prefiero estudiar 20 veces en la universidad! Durga por su parte, me animó con el hecho de que ella aprendió con 7 meses de embarazo: ese es un reto heavy. Y así, cada quien me cuenta su anécdota de espanto, de las típicas apagadas de carro, y del auxilio que le pidieron al que venía atrás para que les pasara una subida.

Por ahora, lo maneja sólo Feli porque mi mamá siempre ha manejado automático y aún no se ha atrevido, lo que le echa más leña al fuego de mi terror, porque mi mamá se estresa por todo cuando va de pasajero (y dirige, se asusta, etc), así que espero que pronto lo manipule. Así como también espero tener a Nelson de chofer, mientras voy a prendiendo.

Lo cierto es que con mi carrito nuevo, que debo decir: es demasiado bello, sigo en las mismas condiciones, un poco mejoradas, pero siempre esperando que me lleven y me vayan a buscar.

Eso si, en estos dos días, las costumbres empiezan a sentir el cambio: no tener que esperar ni estresarme si el señor del transporte no llega, ni esperar el ruta en la parada, y algo que es casi anormal para mi: poder escuchar en el carro una canción que me guste. Esto, porque la mayoría de los rokceros o gente con mis gustos musicales no tiene carro, además de que mis amigas siempre tienen cds de Alejandro Sanz y Sin banderas en su carro, y no hablemos de los gustos de los taxistas.

Andrés me dijo que sabía que al leer mis posts luego de tener carro, las ronchas de peatona y la gente que me da la cola, iban a ser cambiadas por los huecos y los tarados que manejan en la calle. Seguro será así, pero primero debo superar el pavor que me dan el volante, las velocidades, y los demás carros en la vía.

Tan pasmada me quedé que no le he tomado ni una fotico al carrito. Y eso que me llevé la cámara al concesionario, pero el shock fue mayor que cualquier imagen para el recuerdo. Es un Renault Logan gris bellísimo (como el de la foto arriba), y no me vengan con el tema de todos los insoportables que me han dicho “los repuestos te van a salir carísimos”, como si algún repuesto hoy en día fuera barato.

Así que después de reunir cada bolívar después mi liquidación en el Hilton, las colaboraciones de mi familia y la novena a San Judas Tadeo que me regaló Estrellita, por ser el santo de los casos difíciles, heme aquí con mi carrito, de pasajera. Feliz, pero aterrorizada!

Espero pasear pronto a mis amiguitos, sobre todo a los que sé que pasan tanta roncha para moverse…eso sí, si alguna vez me negaron una cola, se fregaron porque tengo una lista con todos y cada uno de los nombres de quienes lo han hecho, y el lugar donde me dejaron botada jojojojo.

Anuncios

septiembre 10, 2007 - Posted by | Cuentos de camino, Manías

25 comentarios »

  1. jajajajajajajaaaaaaa… que finoooooooo!!!
    Pagaría por ver tu cara de shock en el concesionario!!!!! jajajaja xD

    Me alegro mucho que finalmente te hayan dado tu carrito Edel y no te preocupes que los Renault son más fieles que un perro e’ rancho, siempre y cuando lo trates con cariño of course!!! 😉

    Comentario por adriale | septiembre 10, 2007 | Responder

  2. Que fiiiiiiiiiiiiino Ana 😉 relax relaxxxxx ya aprenderàs a manejar hehehehe :d yo no veo el dìa en el que pueda tener a mi hijo(lease mi carro) en mis manos…o mis manos en el volante dà lo mismo!!!

    Bendiciones pal`carrito y para la feliz cuasi conductora!!!

    Comentario por Bel | septiembre 10, 2007 | Responder

  3. Edel!!!
    Chama, Felicidades!!!!!
    Diosssss, yo sé lo que es andar por ahí a pie mientras el dichoso carro llega!!!
    Hurraaaaaaaaaaaaaa!!!
    Me contenta mucho, sobre todo por los viajes a San Felipe que cooooooooooooooo… sin carro son un total stress.
    Y lo de aprender a manejar, no te preocupes. Con práctica, paciencia y sentido común, vas a aprender rapidito.
    Un abrazo amiga y espero que algún día me pases buscando, así sea pa’ ruletear…
    Disfútalo!

    Comentario por Andreina | septiembre 10, 2007 | Responder

  4. VAYALOOO. Si va, que fino lo del new car eso es una gran parte de la solución a la roncha…

    ahhhh estoy por aqui en Barquisimeto (los detalles en mi blog) así que corrijo el ofrecimiento del disco de dermis ya que me equivoqué. EL QUE TENGO YA ACA EN MI MANO ES EL DE PAN. el ultimo disco que grabó el finao Cayayo, si aun no está en tu coleccion pues con mas razones te lo doy para que lo escuches a todo volumen en tu carrito, pero hay una condición: TIENES QUE VENIR A BUSCARLO EN LA MORA, A MEDIO DIA Y MANEJANDO TU SOLA.

    JAJAJAJAJAJAJA.

    FELICIDADES MI PANA

    Comentario por hector martinez | septiembre 10, 2007 | Responder

  5. Ay, tan beios todos!

    Gracias, Adri. Pendiente del sushi en carro, pero primero a pie, pa no tardarnos tanto.

    Amén, Bel! Que sea rápido el tuyo, pues…

    Gracias, Andre!! Ese es el ánimo que yo me doy, pero cuando veo la calle y los locos que manejan, creo que nunca voy a aprender =( Bueno, anotemos la ruleta pues!!! Pero no prometo fecha!! jaja

    Héeeeector! Voy a leer YA por qué estás aquí jeje. Tan beio por tu ofrecimiento, pero ciertamente el de PAN, sí lo tengo. Es que el Dermis lo tenía quemado y no me sonó más nunca, más salada, hay discos quemados que duran toda la vida, pero este no, como si fuera tan fácil de conseguir.
    La propuesta de ir manejando a La -mora a cualquier hora, creo que la hubiera rechazado. Aunque si fuese el de Dermis, lo pienso y todo! jeje

    Comentario por edelweissvoice | septiembre 11, 2007 | Responder

  6. Bueno mija… ¿Para que son los panas?.
    Llámame, puedo enseñarte bien… academicamente.
    Pero eso sí… antes del martes que viene porque después no podré.

    Saludos.

    Comentario por El Bicho | septiembre 12, 2007 | Responder

  7. JAJAJA que comico como siempre cuentas todo. Ahora escucharemos tus aventuras como conductora que seran mas divertidas. Felicitaciones es un buen logro

    Comentario por Larry | septiembre 12, 2007 | Responder

  8. Hola!

    De verdad que la mejor edad para aprender a manejar es la adolescencia, imagino que es por eso de que “a uno nunca la va apasar nada malo” pero bueno ya es como tarde, aunque tampoco es para tanto, pues con la práctica iras puliendo tus habilidades como chofer.

    AAAAHHHH!! ya lo olvidaba, felicdades!

    Comentario por tesne | septiembre 12, 2007 | Responder

  9. jajajaja yo tampoco se manejar 😀 y siempre me chalequean por eso..!!
    Bueno menosmal que lo anotaste porque cuando vaya a barquisimeto te toca llevame pal manzano..asi que te jodiste porque excusa no vas a tener…!! 😀
    cupida motorizada!!

    Comentario por kee | septiembre 12, 2007 | Responder

  10. Qué beeeio, Bichooo!!! Muchas gracias por el ofrecimiento!! El problema es que durante la semana siempre llego tarde de Sanfe =( pero hay encontraré el tiempito…A ver si me das una clasesita manquesea, antes de que te vayas!

    Gracias, Larry Tesne!!!!

    Bueno, Clau, depende de cuàndo es que vienes, porque las subidas pal manzano las manejaré dentro de un buen tiempo jaja. Pero algún día te llevo, prometido

    Comentario por edelweissvoice | septiembre 12, 2007 | Responder

  11. Te comento: me recuerdas a mi hija que hace años que tiene carro (desde los 16) y no lo toca por comoda, porque siempre tiene un “novio” que la lleva o la trae o su mama, o el chofer de su mama, o su tio, en fin, que no maneja un carajo. Ademas esta terminando periodismo en la USM jajaja…sera casualidad!
    Por mi parte te comento tambien, que yo vivo en Dublin, donde se maneja por el lado equivocado de la calle, es decir a la izquierda y los volantes de los carros estan a la derecha. Los carros son sincronicos desde luego y no te quiero contar el peo de cambiar las velocidades con la mano izquierda. Ademas estos “irish” tiene letreros que solo ellos entiendes, como decir que “cul de sac” es “END ROAD” o “calle sin salida” jajaja. Asi que todos tenemos nuestro karma.

    Comentario por Joseph | septiembre 13, 2007 | Responder

  12. Oye, qué bien. A echarle pichón, pues, que no es difícil. Llega un punto en que se hace muy fácil manejar sincrónico y en trayectos largos como el tuyo es más fácil todavía. Lo que tienes que andar es pilas y cuidarte en la carretera.

    Comentario por El Fantasma de Canterville | septiembre 13, 2007 | Responder

  13. Bien por tí: Yo manejo un lamentable Dodge Coronet del 75,que me dejó mi papá…

    Comentario por johnmanuelsilva | septiembre 13, 2007 | Responder

  14. Hola amiga mil felicitaciones, bienvenida al mundo de las mujeres que estan aprendiendo a manejar, yo estoy en lo mismo, y al igual que tu no fui la primera en manejar el carro a pesar de que ya sabia un poquito, me daba panico, pero amiga sin duda se supera pronto, ya tengo 2 meses con el carro y todabia hay cosas que me dan terror, pero tu lo has dicho eres muy inteligente y se que pronto te vere dando carreras por estas calles barquisimetanas, lo que si te digo amiga mucha prudencia y no importa que te piten, tu cumple con la leyes y punto.

    Comentario por Vanessa Lara (HIlton) | septiembre 13, 2007 | Responder

  15. wooooooooooooooooo que belleza de carrito. Menos mal que el mio es automatico, para evitar esos peos del croche y acelerador. Pero bueno con paciencia y sin estress aprenderas.

    Eso es verdad ahora hay cada loco en cada av de esta ciudad y sin mencionar aquellos en los que te ponen la luz de cruce ya montaos en tu carro y tu debes pensar si se meteran o no. Por eso uno no se pega jijiji…

    Comentario por maenairo | septiembre 14, 2007 | Responder

  16. Bueno, Jospeh, una amiga me hacía la observación en estos días, de que como yo soy zurda, tal vez se me hiciera manejar más cómodo con la palanca a la izquierda…Pero no creo. Aunque yo proyecto las cosas hacia la izquierda, se manipular las cosas con la derecha….Si yo hubiese sido como tu hija, dueña de un carro a los 16, ya estaría manejando a juro jaja eso si, mi vida tendría menos anécdotas. Saludos!

    Consejos anotados, Fantasma!! 😉

    Peor es nada, Johnmanuel!

    Vaaaaane, qué fino que te compraste un carro!! Ahora en el Hilton sobran las colas, todas mis amiguitas tiene carro new jejeje. Eso sí, hasta ahora, la única que me ha paseado es Lou ¿cuándo me paseas tú? ¿Qué carro es?. Saludos!

    Gracias mae…bueno, tenemos carritos contemporáneos jeje

    Comentario por edelweissvoice | septiembre 14, 2007 | Responder

  17. jajaja,yo estoy aprendiendo tambien porque nos compraron carro y es la propia ladilla…jaja!!! mi hermanome pone loco,pero ya creo que lo logre….suerte con eso y un beso…

    Comentario por jose miguel | septiembre 14, 2007 | Responder

  18. jeje qué fino josé miguel!! te diré que somos varios los que estamos aprendiendo en la UNEY jajaja…no vamos dando ánimos. Eso sí, yo no dejo de pedir colas, asú que cuando me quede en San Felipe, te la martillaré :p

    Comentario por edelweissvoice | septiembre 14, 2007 | Responder

  19. No sabes como te entiendo!!!Yo tampoco aprendi a manejar adolescente, hace 3 años me regalaron las clases de autoescuela (y la profesora era una idiota), saqué el registro de conductor, y todavia no manejo! Tal cual tus palabras: me fue más facil la universidad que enfrentarme al tráfico. Pero mi lema sigue firme: hay cada imbecil que maneja, que yo también algun dia lo voy a lograr.

    Comentario por Jules | septiembre 28, 2007 | Responder

  20. hola. Te envie un comentario pero como siempre despiste lo puse en lo del telefono. pero no te preocupes con unas cuantas clases de un profe que no sea nadie conocido, te veremos como Milka Duno.

    Comentario por tu tia favorita | septiembre 30, 2007 | Responder

  21. Amiga el paseo va, pero que no sea tan lejos, aun manejo solo de la casa al trabajo

    Comentario por Ella Vanessa Lara | octubre 3, 2007 | Responder

  22. […] Amaxofobia Ya saben que no manejo. Me da el mismo pánico de hace 8 meses cuando compré mi carro y les eché el cuento aquí. […]

    Pingback por Amaxofobia « Edelweiss’s Voice | mayo 20, 2008 | Responder

  23. Somehow i missed the point. Probably lost in translation 🙂 Anyway … nice blog to visit.

    cheers, Panamanian!!

    Comentario por Panamanian | junio 19, 2008 | Responder

  24. al manejar sincrónico debes tener en cuenta que en algunas ocasiones tendrás que mover las manos y los pies todos al mismo tiempo y en direcciones opuestas, mas poner la mente en los 4 movimientos a la vez y en la carretera, el retrovisor y el semoforo,

    lo mas dificil es arrancar en subida, pero ten en cuenta que hay un punto en el croche donde este se convierte como en freno, en ese punto se debe sacar el pie del freno y ponerlo en gasolina y empezar a sacar el otro pie del croche

    Comentario por ana | septiembre 2, 2008 | Responder

  25. debes prácticar en una subida arrancando varias veces, para ver el punto donde el croche se comporta como freno, tienes que usar el oido para detectar el ruido del motor que cambia en ese punto y el pie del croche tambien hay que educarlo para que sus movimientos sacandolo del croche sean muy precisos, trata de lograr que el carro en una subida no se te vaya hacia atras ni un poquito y lo habrás logrado.

    espero que este consejo te sirva. es consejo de una mujer q también le costó mucho aprender a manejar sincrónico

    Comentario por ana | septiembre 2, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: