Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Momento “Say anything”

Say anything poster

Uno a veces es tan bolsa por la cantidad de cosas que ve en televisión y en las películas, creyendo que la vida es así. Lo peor es que eso pasa, generalmente, en la adolescencia cuando uno jura que todo lo puede y esas imágenes transmitidas, lo refuerzan. 

Es así como crecen mujeres, como la mayoría de mis amigas que me decían a los 25 años que ya tenía que casarme porque estaba vieja. O esa fantástica ilusión que tiene muchas: que lo ideal es estudiar en un colegio de monjas, graduarse en la universidad para ser alguien (cosa que yo ya no me estoy creyendo mucho, porque después de haberme graduado 3 veces, no soy nadie y no tengo ni 10 bolos, que es lo que en este país te permite serlo), casarse a los 25 con un tipo que tenga casa, plata, carro y de paso, te quiera. Tener muchachitos beios antes de los 30, con el agregado de que hay que casarse virgen. Pasa en las películas, pasa en TNT, pero aquí donde todo el mundo gana sueldo mínimo y escasos hombres cumplen con esas características, el sueño de la Susanita venezolana, no pasa…o no con frecuencia. 

Yo particularmente, cuando era niña creía que era Punky Brewster, y lo creía en serio. A pesar de que Punky era huérfana, la crió un anciano y tenía un perro enorme (tres cosas que yo jamás sabré lo que son) a mi me gustaba imaginarme que era ella. Pero no es de Punky precisamente de quien quiero hablar esta vez, sino de Diane Court. 

Es el personaje que interpreto Ione Skye, en la película de uno de mis consentidos: Cameron Crowe, mencionado repetidamente en mi blog y quien siempre refleja las cosas cotidianas de la vida (simples pero a las que más nos aferramos). Menos en Vanilla Sky, claro.  

Esta película de 1989 es la clásica ochentosa de los jovencitos norteamericanos, que todos sabemos como los muestran en estas medio culebras, época en la que yo tenía sólo 9 años y ni sabía lo que era un novio. Pero luego de verla grande, noté que Diane es la tradicional chica cautivadora que todas alguna vez queremos ser. Encantadora, linda-coquetica, dulce, y lo mejor: tiene al protagonista botando la baba por ella. ¿Quién no se forma ese estereotipo a los 12 años? 

Hoy vi en VH1 un recuento de esos que siempre hacen, esta vez de los adolescente de cine y tv, y aparecía la niña en cuestión, haciendo referencia a una escena emblemática del cine medio bobo hollywoodense: John Cusack, el protagonista, llega a su casa a darle una “serenata” con una “grabadora” como le dicen allá, o “mini componente” como le decimos aquí (como ven en la foto, tipo Casanova 90). En el aparato le pone nada menos que “In Your eyes” uno de los grandes clásicos de Peter Gabriel (hoy en día, para la época estaba de moda), que además es una de mis canciones favoritas en la vida. 

Por eso será que me gusta tanto esa escena y me dio nostalgia cuando volví a verla hoy…no sólo por la cara de pánfilo de Cusakc y la Skye brincando en una pata, todo amor, todo beio, y las cosas que uno a esa edad cree que van a pasar….sino por la ronquita voz de Gabriel cantando que “en tus ojos están la luz, la solución a todas las búsquedas” y que a pesar de irse siempre vuelve al lugar donde “tú estás”. 

And all my instincts, they returnand the grand facade, so soon will burn

without a noise, without my pride

I reach out from the inside

 Ohh..oh..oh…In / you /eyes …. 

oh, I want to be that complete

I want to touch the light,

the heat I see in your eyes 

Esa es la escena tan recordada: Cusack con el gran repro en la puerta de la casa de Skye, quien decían en el programa que apenas llegaba a una tienda de aparatos eléctricos le levantaban las manos como sosteniendo la grabadora. No es para menos, así se le recordará toda la vida, con el más beio de los soundtracks… 

Pero no fue la única y tampoco fue todo tan ilusión óptica, a mi también me trajeron una serenata con mini componente hace aaaaaaaaaaaaaaaños, cuando todavía era niña y buena, y Mariah Carey estaba de moda…oooh por Dios! Pavosísimo, pero tuve mi momento “Say anithing”.

 

Anuncios

febrero 8, 2007 - Posted by | Veo Cine-DVD y poca TV

4 comentarios »

  1. si buenas!!! señorita aqui visitando su nueva casa…gracias por la recomendacion de la gorra de deftones, que tonteria….ha mi cumple fue el 26 de noviembre…checa el nuevo podcast DLGM:GUAYABOS
    me dices que tal…besos

    Comentario por el.alex | febrero 8, 2007 | Responder

  2. muy bello tu blog, ya actualicé el link, un abrazo!

    Comentario por mariannextreme | febrero 8, 2007 | Responder

  3. Cláaaasica esa escena!!!! (creo que de ahí, muchas terminamos de enamorarnos de John Cusack).

    jejeje… por cierto que yo también ‘era’ Punky Brewster 😉

    Comentario por Adri | febrero 9, 2007 | Responder

  4. Hola, vi tu post, yo vi ese programa de VH1, y bueno lo que me llamó la atención de la escena es el Malibú que tiene el chamo jejeje. Yo tenía uno igual.

    jajaja como hombre que soy veo el carro que tenia y no la escena jejeje
    Saludos.

    Comentario por Rey | febrero 9, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: