Edelweiss’s Voice

El sonido de mis letras

Aló? ($#%&!)

No me gusta atender el teléfono en mi casa. Cuando tenía 13 años, me pasaba horas en eso, como todo adolescente, pero en la medida que van pasando los años, y las formas de comunicación cambian, es menos necesario hablar desde el CANTV de la casa. Claro, depende, si estoy esperando una llamada específica, sí. También ocurre que en mi hogar el teléfono es demasiado predecible: siempre llaman los mismos a la misma hora. Hace algún tiempo, Juancho escribió en su blog que cada vez que iba al baño, alguien lo llamaba. Yo tengo cuatro situaciones, en las que particularmente, detesto que suene el teléfono de mi casa, y no sé si por Ley de Murphy o qué, pero siempre suena. Y confieso haber dejado de atender en más de una oportunidad. Ahora, lo que si es Ley de Murhpy es que el día que estás más desocupado y aburrido, nadie llama. Esas situaciones son:

  1. Cuando estoy durmiendo. Tengo el sueño pesado y pocas veces lo oigo, pero cuando ocurre JAMÁS me paro a contestar, y menos si es fin de semana a las 8 a.m. suena el teléfono.
  2. Cuando estoy empezando a comer. En especial cuando es algo de lo que uno se come por pedacitos, (un chocolate, una fruta rica, un antojo), para saborearlo poco a poco. Cuando muerdes ese primer bocado, suena el teléfono.
  3. Cuando llego reventadísima, me quito los zapatos y justo al recostarme en la cama, el gran momento esperado del día, suena el teléfono.
  4. Cuando estoy apurada, arreglándome para salir, recogiendo las cosas a 2 minutos para arrancar, júralo, que suena el teléfono.

Las comunicaciones han cambiado, y el chalequeo de los periodistas hablando por los vasos con hilo pabilo, a raíz de la nacionalización de
la CANTV, es un ejemplo. También lo dicen las cuñas de Digitel.

Empezando porque uno ya no llama a nadie para preguntarle “cómo estás” y “qué me cuentas”, no hay tiempo para las llamadas de cortesía, para echar cuentos pues. Y luego, con los mensajes de texto y el glorioso MSN, uno se ahorra tanto protocolo, palabras y hasta plata. ¿Ustedes llaman a la gente para preguntarle “qué me cuentas”? Yo creo que ya nadie lo hace, a menos que sea por un chisme determinado, o esas familias que viven en ciudades distintas y usan el plan “noches y fines de semana”, y sin embargo.

Entre otras cosas, no me gusta atender el teléfono en mi casa porque ahora todo el mundo llama al celular, para ser más preciso y evitarse la saludadera y el “de parte de quién”. Al menos eso hago yo, también para no quitarles tiempo a los demás, prefiero saber que voy a hablar de una con el emisor esperado. Además, la gente puede caer bien o mal, según introduzca la conversa telefónica. A mí me pasa siempre, con las amigas de mi mamá, con la gente que llama a la oficina (sobre todo cuando son del mismo lugar de trabajo):

Los típicos, tipo normales: -Aló, buenas tardes… ¿se encuentra fulano? Ó….por favor con fulano

Ó Los atorados que pasan por maleducados: -Alo… ¿fulano?, ó -Aló, con fulano, ó –Aló…¿está fulano?

A pesar de aburrirme este protocolo mencionado, yo soy burda de protocolar a la hora de llamar a alguien a un CANTV: ¿Me podría comunicar con fulano? Ese es mi guión, muy educado, verdad? Además, así sea a la oficina de al lado, siempre saludo. La educación prevalece ante la antipatía (parece frase célebre).

Y para sustituir aquel refrán que dice “desde que se inventaron las excusas todo el mundo quedó bien”, yo diría que todo el mundo queda bien desde que inventaron los mensajes de texto. Te disculpas, avisas que vas a llegar a tarde, o que ya llegaste; felicitas a los cumpleañeros, das el interminable feliz año, preguntas por la salud de un enfermo, mandas números de teléfono sin tener que estar repitiéndole número por número a tu interlocutor, que jamás lo entiende, y mucho menos lo anota a la primera. Avisas cosas puntuales: pon tal canal en la tv, revisa en el periódico la página tal. Echas los perros, y te los echan…o más avanzada la cosa, mandas palabritas de amor que se pueden releer. Y yo, en el peor de los casos hasta he dado pésames por sms…medio de mal gusto sí, pero hay ocasiones en que uno no quiere molestar y para evitar momentos inoportunos, conversaciones entrecortadas, largos silencios, es preferible mandar un mensaje, no creen?

Lo único malo es que las operadoras se vuelven locas, y entonces ocurre el clásico de que los mensajitos no llegan o llegan un día después. Lo que también para otros se ha vuelto una excelente excusa para hacerse el loco: “Ay, no me llegó”.

Sí, es menos personal, obviamente, más frío, pero piensen la cantidad de gente que es peor que uno: los que nunca responden mensajes, no porque no tienen saldo, sino porque les da ladilla.

En fin, prefiero el mecanismo que he desarrollado últimamente con mis compañeritos de teléfono: “atiende que te voy a llamar”. Más práctico.

Anuncios

febrero 6, 2007 - Posted by | Manías

8 comentarios »

  1. Digame cuando tienes un dia sin dormir y en casa no hay nadie y justo cuando prendes los motores del sueño zaaaaaaaaaaaaaaas vienen y te llaman, que desgracia.

    Te quedo fino el sitio nuevo….eso me recuerda que tengo que arreglar mi blogroll

    Saludos

    Comentario por Alex | febrero 6, 2007 | Responder

  2. Naguara ya se pa no llamarte, caramelito

    jaja, just kidding, besos

    Comentario por Maraco | febrero 6, 2007 | Responder

  3. El nuevo blog y los nuevos textos los aplaudo. Reinventarse es necesario de vez en cuando. Saludos

    Comentario por Intheflesh | febrero 7, 2007 | Responder

  4. ¿No has pensado en la contestadora automática?

    Comentario por KamX | febrero 7, 2007 | Responder

  5. Y QUE ME DICES DE LOS QUE LLAMAN PA TU CASA Y TE LANZAN DE UNA .. BUENO CUENTAME QUE HACES?? COOÑÑOOOOO!! NO LLAMASTE TU??? O ES QUE ESTOY ESPERANDO CUALQUIER BOLSA QUE LLAME PA CONTARLE MI VIDA???

    SALUDOS!! ME GUSTA MAS ESTE BLOG!!

    Comentario por NASALBOY | febrero 8, 2007 | Responder

  6. Muchas gracias por los comments sobre el nuevo blog!!

    Ay sí, Maraco…como si me llamaras tanto!

    No Kam, en realidad no me agrada la contestadora en la casa, pero la CANTV ya nos puso una a todos…hay que ver si la NUEVA CANTV la mantiene…aunque la verdad, yo ni la reviso

    Comentario por edelweissvoice | febrero 8, 2007 | Responder

  7. flaca no creas que dejare de enviar mis mensajes de madrugada, recuerda que una de las intenciones es lograr interrumpir el sueño, por que si tu estas despierto, que hace otro dormido..! no es posible..!
    jajaajaaja

    Un beso.

    Comentario por Croncho | febrero 8, 2007 | Responder

  8. “Te voy a llamar” 4 palabras en sms super útiles entre Gabo y yo, ninguno de los dos atendemos el teléfono a la primera.

    Y lo típico, llego a mi casa del trabajo, me quito los zapatos, magüereo como media hora y cuando me meto a bañar y ya estoy más que mojada… suena el teléfono :@ (obviamente NUNCA es para mi, o peor: número equivocado).

    Comentario por Adri | febrero 9, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: